Hay tareas domésticas que no debemos olvidar hacer, sobre todo, cuando están relacionadas con la alimentación, pieza clave para cuidar nuestra salud. Así sucede con la nevera de nuestra casa, que debemos limpiar siempre que sea necesario y, como mínimo, cada dos meses.

Para que te resulte más fácil, práctico y rápido, te ofrecemos unos consejos para limpiar el frigorífico y que te cause menos pereza esta actividad indispensable en el cuidado y desinfección de nuestro hogar.

Preparación previa para limpiar el frigorífico

cocina
Fuente: Pixabay/shadowfirearts

Antes de ponerte con el paño y empezar a utilizar algún producto, lo mejor será desconectar la nevera de la electricidad. Durante el rato que vayas a limpiar, la puerta estará abierta y si no lo hicieras se dispararía el consumo.

A continuación, tendrás que retirar los alimentos de su interior. Por ese motivo, lo mejor es que programes la limpieza del frigorífico cuando tengas pocos alimentos guardados o todavía no hayas hecho la compra semanal o mensual.

Limpieza del interior del frigorífico

refrigerador
Fuente: Pixabay/stevepb

Una vez vaciada la nevera, tienes que extraer por completo las baldas, estantes y cajones, así como cualquier elemento desmontable. Entonces podrás limpiar adecuadamente las paredes del interior, sin olvidar la parte interna de las puertas.

Además de productos específicos que encontrarás en el mercado, también puedes elegir usar para esta labor bicarbonato, ya que tiene propiedades desengrasantes y desinfectantes. Para preparar tu limpiador con bicarbonato has de mezclar 3 cuchadas con 2 tazas de agua templada, y revolver hasta que se disuelva. Empapa una esponja en esta mezcla y aplícala en las paredes del interior de tu nevera. Deja actuar 5 minutos y luego sécalo con un paño.

Limpieza de elementos desmontables del frigorífico

frigorífico
Fuente: Pixabay/arealgirlfriday

Por lo que respecta a las bandejas, estantes y cajones puedes lavarlos en el fregadero con agua caliente, lavavajillas y una esponja o estropajo suave. No obstante, también puedes limpiarlos con el siempre socorrido vinagre, y aprovechar así sus propiedades desengrasantes y desinfectantes. Mezcla una taza de agua templada con media taza de vinagre blanco y ya tendrás listo tu producto de limpieza para los elementos extraíbles de tu nevera.

Limpieza de las juntas de las puertas

Fridge
Fuente: Pixabay/difisher

No olvides limpiar también las juntas de las puertas, ya que son fundamentales para el buen uso y funcionamiento de este electrodoméstico. En esta zona suele acumularse la humedad y hay riesgo de que se formen hongos, de manera que hay que ser especialmente cuidadoso en su limpieza. Lo mejor es usar vinagre blanco rebajado con agua y limpiarla con un paño. En el supuesto de que haya suciedad que te cuesta más quitar, ayúdate de un cepillo de dientes.

Limpieza del exterior del frigorífico

nevera
Fuente: Pixabay/GustavoGodoi

En el supuesto de que tu nevera por el exterior sea blanca, igual que el interior, puedes limpiarla con la misma mezcla o producto. No obstante, si es de acero inoxidable, este material requiere o bien un producto específico o bien una mezcla elaborada con 4 cucharadas de aceite de oliva y 3 cucharadas de jugo de limón. Frota con una bayeta empapada en este líquido resultante y espera unos minutos antes de pasar un paño para secarla. Te quedará limpio y brillante.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here