A menudo las buenas intenciones no bastan. Y es que por más que resulta imprescindible que todos nosotros reciclemos papel y cartón para proteger el medio ambiente y frenar la tala indiscriminada de árboles que, al fin y al cabo, son los pulmones de nuestro planeta, debemos hacerlo de la manera correcta para conseguir nuestros objetivos.

Por ese motivo, vale la pena repasar cómo hemos de hacerlo. Así que recopilamos para ti los mejores consejos para reciclar papel. Toma nota de todos ellos y recuerda que siempre puedes preparar papel reciclado en casa.

Utiliza el reverso de las hojas usadas

escribir
Fuente: Pixabay/StartupStockPhotos

Antes de tirar un folio o un papel asegúrate de que le has quitado el máximo partido. Es una pena que vayan a la basura folios y hojas que solo se han usado por una carilla y que, por la otra, están blancos e impolutos.

Aprovecha todos ellos para escribir, tomar notas, imprimir determinados documentos que no necesites entregar ni presentar sino que son de trabajo y uso propio, dárselos a los peques de la casa para que pinten y coloreen sobre ellos… Las utilidades son múltiples, así que mira bien si el folio está usado por las dos caras antes de tirarlo.

Utiliza todas las hojas de las libretas

Hay ocasiones en que se tiran las libretas antiguas del cole o de tomar notas cuando todavía contienen hojas sin haber sido usadas. Si quieres tirar la libreta, hazlo, pero arranca primero las hojas limpias que te servirán como de bloc notas o incluso para aprovechar en tus proyectos de scrapbooking. Recórtalas con una tijera y prepara tu propia libreta o resérvalas para los niños. Y en todo caso recuerda no desperdiciar papel.

Usa las revistas y periódicos como envoltorio

periódicos
Fuente: Pixabay/sweetlouise

Esto es un clásico, pero da tan buen resultado y es tan efectivo para aprovechar el papel que siempre hay que recordarlo. Puedes usar las revistas y los periódicos como envoltorio. Es más ecológico que echar mano del plástico de burbujas por ejemplo. Usa este tipo de papel para envolver copas o platos u objetos delicados si vas a hacer una mudanza o si los vas a enviar por correo.

Pero también puedes servirte de ellos para empaquetar regalos. Elige las hojas más vistosas, escoge un lazo ancho de raso o seda de color bien alegre y verás cómo el resultado es sorprendente, sobre todo, en cajas o regalos con material de oficina y papelería.

Diferencia el papel que sí se puede reciclar

papel
Fuente: Pixabay/AbsolutVision

No todo el papel se puede reciclar y este es un error que debes evitar cometer. Cada vez que introducimos en el contenedor azul del papel aquellos elementos que no sirven para el reciclaje ponemos en riesgo que este se produzca con efectividad.

De tal modo, recuerda que puedes tirar en el contenedor del papel los periódicos, las revistas, los mapas, los sobres, los tubos de cartón, los folios y hojas, pero ninguno de ellos debe estar manchado con grasa. Una caja de cartón de galletas puedes introducirla en él pero no una caja grasienta de pizza.

En ningún caso se puede arrojar para reciclar en este contenedor el papel encerado, las fotografías, el papel laminado, las radiografías, las bolsas de alimento de las mascotas o el papel o cartón que ha servido para guardar alimentos grasos o con consistencia semilíquida o cremosa. Y no olvides que artículos de celulosa como papel higiénico, pañuelos de papel, servilletas de cocina y similares tampoco van al contenedor azul, y que los bricks de zumo o de leche van al contenedor amarillo.

Retira los elementos metálicos o de tela

grapas
Fuete: Pixabay/PIX1861

Esto es sumamente importante. Antes de tirar el papel tienes que retirar cualquier elemento metálico, de tela o adorno que pueda haber en él. Esto incluye las grapas de artículos como las revistas, las anillas o espirales de las libretas o álbumes, los clips y los adornos de scrapbook o similares. Si dejas estos elementos dificultarás el reciclado e incluso pueden llegar a estropear las máquinas de reciclaje.

Recicla las bolsas de papel

compras
Fuente: Pixabay

Las bolsas de papel son más ecológicas que las de plástico y las de tela, pero siempre y cuando las usemos debidamente y las reciclemos. De poco sirve que las utilicemos si luego no terminan en el contenedor azul.

Una buena costumbre es usar una de esas bolsas de papel para ir tirando en ella las cajas de cartón aplastadas de los cereales o las galletas, folios, revistas y el resto de papel. Cuando la bolsa esté llena, solo tendrás que ir al contenedor azul y meterla por completo por su ranura, aunque si sus asas son de tela o cordón de rafia, recuerda retirarlas. Rápido, sencillo y fácil. No hay excusas para no cuidar el medio ambiente reciclando el papel que generamos en nuestro día a día.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here