Todo lo que debes saber para comprar una piscina desmontable

3 minutos

Aquellos que tienen la suerte de contar con una terraza, un jardín o una finca en la que pueden colocar una piscina en la que refrescarse cuando llega el buen tiempo y las altas temperaturas, se encuentran en ocasiones con una gran duda: qué piscina desmontable comprar.

Tendrás que tener en cuenta factores tales como la edad de los usuarios, el espacio del que dispones y el tipo que prefieres, así como otros detalles. Para facilitarte la tarea, esto es todo lo que debes saber para comprar una piscina desmontable.

Dónde colocar la piscina

Piscina de madera
Fuente: pixnio

Antes de decidirte a comprar una piscina debes de tener claro cuál es el espacio del que dispones y dónde vas a colocarla, por lo que deberás tener en cuenta cómo efectuar el montaje de la piscina desmontable. El terreno ha de ser llano y estar nivelado, sin piedras, raíces ni similares, y bajo el terreno no deben pasar conexiones subterráneas ni de agua ni de gas ni de electricidad. Una buena opción es colocarla sobre una plataforma de cemento.

Los litros de agua con los que necesites llenarla es otro factor a considerar, ya que no será lo mismo ponerla en una terraza o azotea que en el jardín de una finca, y el material del que está fabricada también influirá en su peso. No dudes en preguntar sobre este tema al vendedor cuando la compres para no llevarte luego un disgusto.

Tipo de piscinas

Piscina tubular
Fuente: www.amazon.es

Lo primero será elegir la piscina desmontable o elevada que deseas, así que deberás conocer los distintos tipos que se encuentran a la venta, desde las piscinas hinchables y tubulares hasta las de estructura rígida. Su precio variará en función de su material, tamaño, sistema de filtración y accesorios. Cuanto más grande sea, de mayor calidad resulte su material y más elaborado su sistema de filtración, más cara será.

Si tu presupuesto es limitado, te aconsejamos que inviertas en una piscina fabricada en un buen material y con el tamaño adecuado, aunque sus accesorios sean económicos o apenas cuente con ellos, ya que siempre puedes adquirirlos mejores aparte o un poco más adelante.

Piscinas hinchables

Piscina infatil
Fuente: Pixabay/LightStalker

Las piscinas más baratas del mercado son las piscinas hinchables infantiles. Es lógico si tenemos en cuenta que su tamaño es más pequeño que el de las otras. No obstante son una opción para aquellos que tengan poco espacio y niños en casa. Necesitan pocos litros de agua, no incluyen depuradora y no requieren gastos de mantenimiento.

Si quieres una piscina que también sirva para los adultos sin alcanzar un precio elevado, la opción es comprar una piscina hinchable de mayor tamaño, que también encontrarás en numerosas tiendas y grandes superficies.

Las piscinas hinchables son fáciles de montar, ya que no tienen estructura alguna y se inflan con una bomba que suele venir incluida. Se recomienda cambiar esta cada par de años.

Piscinas tubulares

Piscina tubular
Fuente: www.amazon.es

Tampoco son demasiado caras las piscinas de plástico o tubulares. Están fabricadas con PVC, con una lona y una serie de tubos que mantienen la estructura, y resultan muy resistentes, aunque no tengan recubrimiento. Es la opción mejor para aquellos que nunca han tenido piscina y todavía no tienen muy claro si la van a utilizar mucho. Y, aunque el montaje es algo más complicado que el de las piscinas hinchables, desinstalarlas es muy fácil.

Las piscinas tubulares las encontrarás de diversos tamaños, desde pequeños modelos infantiles hasta enormes piscinas para toda la familia. Las hay que no incluyen ningún accesorio, mientras que otras vienen con más de los que necesitas. Recuerda que, en todo caso, los imprescindibles que tendrás que comprar, en el caso de que no los incluya, son el protector de suelo, las escaleras, la cubierta y la depuradora.

Piscinas de acero o de madera

Piscina de acero
Fuente: luxospas.com

Entre las piscinas elevadas encontrarás las de madera y las de acero, las cuales consisten en una lona de PVC recubierta de uno u otro material. El grosor de la lona es lo que incrementa la calidad de la piscina, mientras que el acero y la madera están tratados para soportar las inclemencias meteorológicas (viento, humedad y distintas temperaturas).

Este tipo de piscinas de madera o de acero se venden en multitud de formatos: alargadas, rectangulares y redondas, con distintas decoraciones. Traen la depuradora y algunos modelos también incluyen las escaleras o la cubierta.

Aunque este tipo de piscinas también puede desmontarse, debido a la dificultad de su instalación, no resulta recomendable, por lo que algunos modelos pueden considerarse piscinas elevadas fijas.

Servicio técnico

Piscina
Fuente: www.amazon.es

Sea cual sea el modelo que elijas, cuando compres la piscina asegúrate de que el fabricante ofrece un buen servicio técnico por si tuvieras algún problema. De igual modo, los recambios y accesorios deben estar disponibles en el mercado, porque antes o después vas a tener que sustituirlos. Piensa que cuanto más tiempo puedas cambiar los componentes, más tiempo podrás disfrutar de tu piscina.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.