En la actualidad existen diversas fuentes de energía no contaminantes, que hacen un uso de los recursos naturales y contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente.

Tal es el caso de la aerotermia, la cual se considera una de las mejores opciones frente a medios de calefacción y aire acondicionado tradicionales. Por ello, te acercamos los detalles que debes conocer al respecto a las instalaciones de aerotermia, de modo que puedas apostar por un tipo de energía no contaminante.

En qué consiste la aerotermia

Aerotermia

La aerotermia es un tipo de bomba de calor cuyo funcionamiento se basa en la obtención de la energía en forma de calor proveniente del aire exterior, para luego  introducir dicha energía térmica en el interior de la vivienda por medio del sistema de radiadores o suelo radiante – así se explica su nombre “aero” y “termia” – con un rendimiento que puede ser hasta un 400% superior al de una caldera.

Gracias a los sistemas de aerotermia se puede generar tanto calefacción, como refrigeración y ACS. Como ya ocurre con la geotermia, la aerotermia también se considera un tipo de energía renovable.

Ventajas de la aerotermia

Los sistemas tradicionales de calefacción mediante calderas de gas o gasoil podrían tener los días contados a juzgar por las ventajas que presenta la aerotermia.

Mayor eficiencia energética

Mediante la aerotermia es posible conseguir una mayor eficiencia energética en la calefacción y refrigeración de la vivienda, lo cual viene reflejado en sus elevados coeficientes de rendimiento o COP. Esto se debe a que un total del 75% de la energía que generan los equipos de aerotermia proviene del aire, mientras que solo el 25% lo hace de la la energía eléctrica de la red (o paneles solares).

Se trata de un tipo de energía 100% renovable si atendemos a que se obtiene de recursos naturales que no se agotan como es el calor del aire. La Directiva Europea 2009/28/CE así lo considera siempre que la bomba de calor supere un COP de 3.

Menor coste

Consume menos energía que los sistemas de calefacción y refrigeración convencionales por lo que los gastos de climatización que conllevan los sistemas de aerotermia son muy inferiores.

Cuentan también con un mantenimiento muy sencillo puesto que no producen combustión y no generan residuos.

Es sostenible

Construcción sostenible
Construcción sostenible

Al tratarse de un tipo de energía que se obtiene a partir de fuentes naturales y renovables es una energía que contribuye a una mayor sostenibilidad del medio ambiente. El resultado es una energía limpia.

No necesita almacenamiento y es segura

La aerotermia no hace uso de combustibles que requieran ser almacenados ni transportados a través de líneas de gas, como tampoco presenta procesos de combustión, humos o residuos, lo cual le confiere un carácter inherentemente seguro.

Es un tipo de sistema extremadamente versátil

La aerotermia se adapta tanto a sistemas de calefacción nuevos como existentes, ya sea mediante radiadores, suelo radiante, conductos, etc. Asimismo, es capaz de proveer tanto calefacción en invierno como refrigeración en invierno.

Ahorro evidente

dinero
Fuente: Pixabay/AlexanderStein

La aerotermia puede suponer un ahorro del 65% en comparación con sistemas de gas natural. Por ejemplo, en una vivienda unifamiliar de unos 200 m2 que use calefacción por aerotermia consume unos 4500 kilovatios-hora al año. Teniendo en cuenta este valor, el gasto de una familia en estas circunstancias será de menos de 450 euros al año.

Con una vivienda del mismo tamaño pero con caldera de gas natural se consumirían unos 22.500 kilovatios-hora al año. Esto se traduce en un coste cercano a los 1.500 euros al año.

Fácil instalación

La instalación de los sistemas de aerotermia es sencilla, durando cerca de dos o tres días y adaptándose fácilmente al sistema que tenga el usuario, ya sea suelo radiante, radiadores (tanto de aluminio como de hierro) o climatización por conductos.

Conclusión

La aerotermia es una fuente de energía renovable y versátil que permite un consumo mucho menor de calefacción en el hogar, al tiempo que provee de refrigeración en verano y es más respetuosa con el medio ambiente.

Si buscas alternativas mucho más ecológicas, seguras, de fácil mantenimiento y que supongan un ahorro evidente en la factura energética, la aerotermia es una opción perfecta y apostar por su instalación te permitirá contar en cuestión de un par de días con todas las ventajas que ofrece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here