Todo lo que debes saber sobre préstamos personales

9 minutos
Contar dinero
Contar dinero

En estos meses de turbulencias para todos, dónde tantas cosas han ocurrido, como el COVID19, la subida de los precios de la cesta básica (hasta un 5,1% de media según la OCU) y la inestabilidad en muchos sectores económicos, en España recientemente se ha visto una tendencia en alza de los créditos rápidos, y es que se han convertido en una solución y una ayuda importante en momentos de apuros.

Son pocos los ahorros con los que cuentan los españoles en la actualidad, y los imprevistos siempre están a la orden del día, como la avería de algún electrodoméstico o la reparación del coche, además de los meses en los que los gastos son mayores, como la entrada al cole o las vacaciones; y esto se ha convertido en un problema para las personas, que por cualquier motivo, no hayan podido tener ahorros para estos sucesos.

Motivos más comunes para pedir un préstamo en España

dinero
Fuente: Pixabay/AlexanderStein

Todos estos gastos pueden suponer un caos en las finanzas de algunas familias españolas, por lo que es bueno que te asesores y sepas que hay varias cosas a tener en cuenta antes de pedir cualquier préstamo. Descubre un listado de préstamos rápidos y las ocasiones más habituales en las que la mayoría de las personas suelen pedir un préstamo.

1.   Reformar la vivienda. La mayoría de las casas tienen ya muchos años construidas y poco a poco se van desgastando, por lo que después de un tiempo, reformar las viviendas es algo inevitable, bien para decorarlas o reacondicionarlas a un estilo más moderno, pero estas opciones suelen llevar a la solicitud de un préstamo con más tiempo de antelación, donde los trámites suelen ser más tediosos. También hay reformas imprevistas pero necesarias, como una fuga o una gotera, que es algo que fácilmente puede llegar a costar más de 300 euros y es un problema que se debe arreglar rápido.

2.  Avería del coche. Los coches son una de las causas por las que más se piden préstamos. Hay dos motivos, como en el caso de las reformas de las viviendas, en la que podemos planificar comprar un vehículo del año o cambiar nuestro coche antiguo por uno más nuevo, o bien una de las cosas menos agradables, como lo es una avería. Todos hemos pasado alguna vez por ese mal trago, tener una avería y que la factura sea más elevada de lo que esperamos, por lo que si no tenemos un colchón, muchas veces tenemos que recurrir a un préstamo rápido.

3.   Tratamientos de salud. En España la seguridad social ofrece sanidad pública y gratuita, pero hay otros tratamientos que son urgentes e inesperados, y en donde suele haber un listado bastante largo de espera. Una de las causas más recurrentes, son los casos odontológicos.


4.  Viajes. Los viajes suelen ser algo planeado, por lo que se suelen pedir pequeños préstamos, pero también ya estando de viaje, hay contratiempos o gastos inesperados que nos obligan a tener que pedir préstamos o tirar de ahorros para poder seguir disfrutando de las vacaciones de nuestros sueños.

5.  Imprevistos variados. Cada uno de nosotros tenemos una vida diferente llena de ocasiones variadas y situaciones personales que nos pueden llevar a la necesidad de disponer de algún dinero extra en algún momento. Todos sabemos que los imprevistos normalmente suelen llegar en los peores momentos, por lo que siempre es bueno tener un plan B.

Diferentes tipos de préstamos según la cantidad

Contar dinero
Contar dinero

Todos los préstamos, tanto personales como préstamos rápidos, se diferencian por el monto que necesitemos, y aunque para cada entidad financiera o empresa dedicada a ofrecer préstamos, existen variaciones, y los parámetros no son los mismos; Estos datos son orientativos, para que sepas que clase de préstamos existen.

1.   Mini préstamos. Los mini préstamos, pueden llegar hasta los 1000 euros, y es que son préstamos para cubrir pequeñas cosas, como alguna avería del coche o alguna fuga en el baño de la casa, cosas necesarias y rápidas. El inconveniente es que los intereses suelen ser elevados, pero la devolución es rápida y las gestiones son ágiles, por lo que podemos tener el dinero el mismo día de solicitarlo.

2. Préstamos pequeños/rápidos. Estos préstamos están hechos para pequeños imprevistos, suelen devolverse en tres meses o un año como mucho. Los montos como máximo pueden ir hasta los 10.000 €, las causas más usadas son para reformas pequeñas, entradas de coches, viajes familiares, etc.


3.    Préstamos medianos o personales. En esta etapa ya hablamos de sumas de dinero que pueden llegar hasta los 80.000 € y es que estos préstamos suelen ser otorgados por los bancos y grandes entidades financieras en las que hay un estudio previo para ver la viabilidad de la solicitud del préstamo, para comprobar la fiabilidad o solvencia de que dispone la persona que pide dicho préstamo. Suele haber bastante papeleo, sobre todo contratos, últimas nóminas, vida laboral, etc. La devolución puede extenderse hasta en nueve años.

4.   Grandes préstamos. Estos préstamos ya son algo fuera del alcance de muchos, y es que está reservado para grandes empresas y personas con algún proyecto que esté avalado y que necesiten financiación. Son préstamos superiores a 100.000 € y su devolución puede ser hasta más de 15 o 20 años.  Lo bueno es que los intereses no suelen ser muy elevados.

Como puedes ver, hay muchas opciones y muchas causas por las que podrías llegar a necesitar solicitar un préstamo. Hay que tener en cuenta que siempre se trata de un compromiso financiero, por lo que solicitar un préstamo no debe ser algo que deba tomarse a la ligera. Pero debemos reconocer que es bueno que haya opciones como los préstamos rápidos, que nos puedan sacar de algún apuro en un mal momento.

Está claro que tener en orden nuestras finanzas debe ser algo primordial y que debemos tener muy en cuenta, y siempre intentar tener un colchón financiero para cualquier apuro que podamos tener en algún momento determinado. La variedad de empresas que ofrecen este servicio y la competencia del mercado, hace que cada vez los intereses sean más bajos, para que así puedan ser más competitivos, y nosotros poder tener muchas más opciones y escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca



Redacción Ahorro

Encuentra consejos de ahorro y alternativas para un consumo más responsable en el blog de Diario Público

Deja una respuesta

Your email address will not be published.