Toda vivienda necesita algún tipo de reforma cada cierto tiempo, sea por mantenimiento o por un problema sobrevenido. También se puede realizar una obra para hacer una mejora en el hogar, o por cambios en la familia (por ejemplo, porque los hijos ya se han ido de casa y se adapta uno de sus dormitorios para otra estancia más práctica para los padres).

Tal como se puede observar, son muchas las razones que pueden llevar a tener que hacer algún tipo de reforma en casa, pero lo que es seguro es que en todo inmueble llega ese momento, tarde o temprano. En todo caso, es importante tener en cuenta una serie de cuestiones que veremos a continuación.

Pregúntate qué necesitas exactamente

Reforma en el hogar

Es fundamental, antes de tomar la decisión de hacer una reforma, tener muy claro qué es lo que se necesita realmente, identificando todas las necesidades. Si no se hace así pueden surgir sorpresas desagradables, ya que quizás se descubra que no hacía falta una obra tan importante y que existían otras opciones más sencillas, entre otras posibles situaciones que se pueden dar.

Prepara la reforma con tiempo

Planificar con suficiente antelación es fundamental, ya que por ejemplo se pueden encontrar los materiales necesarios a mejor precio, o a los mejores profesionales para realizar la obra. Se recomienda pedir varios presupuestos a diferentes empresas, ya que pueden distar mucho de unos a otros casos, siendo ideal contar con al menos tres presupuestos distintos.

Además, saber con tiempo cuánto va a costar la reforma es imprescindible para buscar financiación en caso de que sea necesario. Aunque hoy en día existen créditos muy interesantes como los préstamos online con Plazo, en los que se puede conseguir el dinero en el mismo día en que se solicita, siempre es importante tenerlo todo previsto cuando hay que tomar una decisión financiera.

Recopila la documentación necesaria

En caso de que vayas a hacer reformas de calado que puedan ser consideradas integrales, vas a necesitar los planos del inmueble original. Si no puedes obtenerlos, un arquitecto te asesorará sobre qué paredes puedes tirar o cuáles son los pilares maestros, por ejemplo. También es posible que necesites una licencia.

Infórmate de planes renove de los que te puedas beneficiar

Reforma
Reforma

Estos planes renove, que cada cierto tiempo lanzan las autoridades autonómicas, permiten ahorrar en el precio de una reforma. A lo largo de los últimos tiempos han surgido muchas subvenciones que guardan relación con el ahorro energético o la rehabilitación integral del inmueble.

Consulta con la empresa de reformas todo lo que no te convenza

Si una vez que la reforma haya comenzado, existe algún aspecto que no termine de convencerte o no veas demasiado claro, no debes dudar en ponerlo en conocimiento de la empresa que se está encargando de realizarla.

Es mucho más conveniente rectificar a tiempo todo aquello con lo que no se está conforme, que tener que comenzar de cero. Además, esta última opción siempre será más costosa y supondrá una pérdida de tiempo más que considerable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here