Todos los gastos hipotecarios deberán pagarlos los bancos

Los gastos de la hipoteca suelen traer de cabeza a los consumidores. ¿Cuáles repercuten sobre el comprador y cuáles sobre la entidad bancaria? Hoy te lo contamos.

3 minutos

Los gastos de la hipoteca suelen traer de cabeza a los consumidores. ¿Quién corre realmente con ellos? ¿Cuáles pueden repercutir sobre el comprador y cuáles sobre la entidad bancaria? Sin duda, este es un dato relevante a la hora de echar cuentas para calcular cuánto nos va a costar ese bien inmueble y qué cantidad necesitamos considerar para hacer frente a tales gastos.

Por ese motivo, hoy abordamos el tema de los gastos hipotecarios, puesto que desde la entrada en vigor de la Ley 5/2019, de 15 de marzo de Contratos de Crédito Inmobiliario y la publicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en julio de 2020, deben pagarlos los bancos, aunque haya una serie de excepciones que es necesario tener en cuenta. Te contamos cuáles.

¿Qué son los gastos hipotecarios?

casa
Casa y billete/Foto: Pixabay

Los gastos hipotecarios son aquellos que están relacionados con el inmueble que quieres comprar, es decir, aquellos que provienen de formalizar la hipoteca. De tal modo, entre ellos se encuentran los gastos de tasación, los costes de la notaría y del registro, y los impuestos que dimanen de la operación.

A efectos prácticos, la suma de los gastos de la hipoteca suele constituir un 10% del valor total de la vivienda que vayas a comprar, por lo que no hablamos de una cuantía menor a la hora de asumirlos. Era habitual que las entidades bancarias se los cargaran a los compradores, pero esto ha ido cambiando en los últimos años. Y, pese a las modificaciones normativas, no siempre se tiene claro quién ha de correr con ellos.

Tasación de vivienda

vivienda
Viviendas unifamiliares/Foto: Pixabay

Antes de comprar una vivienda, el banco te exigirá que presentes una tasación de la misma, que deberá estar homologada por el Banco de España. Esta gestión puedes encargarla al profesional que desees o bien a través de la entidad que va a concederte el crédito.

De igual modo, deberás presentar una nota simple del inmueble: documento que se solicita en el Registro de la Propiedad en el que se recogen todos los detalles de la vivienda, como la superficie, el propietario, si tiene o no cargas pendientes, etc.

Notaría y gestoría

Notaría
Placa de notario/Foto: Pixabay

Si la solicitud de la hipoteca es aprobada, el contrato deberá escriturarse en el notario, quien cobrará los denominados aranceles, que oscilan entre el 0,3% y el 0,5% sobre la responsabilidad hipotecaria. Esta hace referencia a la máxima cantidad de dinero que la entidad bancaria puede exigirte si no pagas el préstamo concedido. Además, las partes firmantes, es decir, el banco por un lado y tú como cliente por otro, tendrán que pagar su propia copia de la escritura.

Posteriormente, la gestoría que elija el banco se encarga del pago de los impuestos que surgen por la escritura e inscribirá la hipoteca en el Registro de la Propiedad. Este impuesto generado por formalizar la hipoteca se denomina Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), y varía en función de la comunidad autónoma.

La Ley Hipotecaria

Firma de hipoteca
Firmando contrato de hipoteca/Foto: Pixabay

En la actual normativa española, desde el año 2019, cuando entra en vigor la Ley 5/2019, de 15 de marzo de Contratos de Crédito Inmobiliario, el banco está obligado a abonar los gastos de la notaría, de la gestoría, su copia de la escritura y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. De tal modo, el hipotecado solo tiene que ocuparse de pagar la tasación de la vivienda y su copia de la escritura ante notario. No obstante, has de tener en cuenta que, para el supuesto de que vayas comprar una vivienda de obra nueva, eres tú quien deberá pagar tal impuesto.

Contratos anteriores a la Ley 5/2019

Sin embargo, según la doctrina establecida por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de 16 de julio de 2020, si la cláusula sobre los gastos hipotecarios que figura en el contrato, los cuales se solían cargar a los clientes, se declara nula, es el banco quien ha de asumir todos los gastos, a no ser que la normativa española especifique lo contrario.

Por ese motivo, la sentencia del TJUE es aplicable a los contratos firmados antes de la entrada en vigor de la Ley 5/2019, ya que esta determinó cómo era el reparto de los gastos entre los clientes y las entidades financieras. Pero si firmaste tu hipoteca con anterioridad a esa fecha, puedes consultar a un abogado si tienes derecho a reclamar para solicitar la devolución de los gastos hipotecarios para el supuesto de que consten en el contrato como una cláusula abusiva.

En definitiva, en la actualidad, y con la Ley 5/2019 en vigor, si vas a comprar una vivienda, en el momento de formalizar tu hipoteca, solo te corresponde pagar los gastos relativos a la tasación del inmueble y a la copia de la escritura que quieras quedarte.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.