Inicio Economía Trámites que tienes que hacer después de firmar la hipoteca

Trámites que tienes que hacer después de firmar la hipoteca

Hoy te explicamos cuáles son los trámites que tienes que hacer después de firmar la hipoteca, para que puedas organizarte en su justa medida.

-

Es posible que cuando uno se encuentra inmerso en la búsqueda de casa y el papeleo que conlleva comprar una vivienda, no repare hasta el último momento en qué es lo que debe hacer una vez que firma los papeles para su adquisición.

Por ese motivo, y con instinto previsor, hoy te explicamos cuáles son los trámites que tienes que hacer después de firmar la hipoteca, para que no te olvides de ninguno, tengas en cuenta los impuestos y puedas organizarte en su justa medida.

Firmar la escritura

Firma
Fuente: Pixabay

Además de firmar el préstamo hipotecario, también has de firmar la escritura pública de compraventa y abonar el gasto que conllevan ambas firmas. El coste de estas escrituras públicas ante notario, que ha de pagar el comprador, se determina en función de unos aranceles que se encuentran regulados por el Estado. Por otro lado, asegúrate de recibir el original y las copias correspondientes de las escrituras después de pagarlas.

Liquidar los impuestos correspondientes

vivienda
Fuente: Pixabay

Tras la reforma del Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que entró en vigor en noviembre de 2018, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) ya no corre a cargo de los compradores, sino que ha de ser abonado por los prestamistas, tal y como se establece en su artículo 29.

Lo que sí deberás abonar en el supuesto de adquirir una vivienda nueva es el 10 % del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que se le entrega al promotor, quien se encargará de ingresarlo en la Agencia Tributaria. En el caso de las viviendas de segunda mano, será necesario abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que oscilará entre el 8 % y el 10 % según la comunidad autónoma donde se realiza la transacción. Normalmente, en cada comunidad existen tipos reducidos del ITP para familias numerosas y jóvenes que adquieren Viviendas de Protección Oficial. El plazo para el pago de este impuesto es de 30 días o un mes según la comunidad autónoma.

Hay que tener en cuenta que el ITP y el IVA son dos impuestos incompatibles, ya que mientras el ITP grava la transmisiones que se producen entre particulares, el IVA grava las transacciones que realiza una empresa o profesional en ejercicio de su actividad.

Registrar e inscribir la propiedad

casa
Fuente: Pixabay

Cuando hayas pagado los impuestos correspondientes y tengas la escritura, ha de inscribirse la vivienda en el Registro de la Propiedad del municipio donde se ubique. Esta inscripción puede realizarla el notario por vía telemática, pero también se pueden contratar los servicios de una gestoría para ello o presentar tú mismo los documentos de forma presencial. La documentación incluye la copia de la escritura pública, el justificante del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y el justificante de la presentación del documento para el abono de la plusvalía municipal (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana).  Tras inscribir la casa en el Registro de la Propiedad tus derechos como propietario de la vivienda quedarán protegidos, frente a los acreedores del anterior dueño y las cargas ocultas que aquella pueda ostentar.

Por otro lado, habrá que anotar en el Catastro la nueva titularidad de la vivienda, en un plazo máximo de dos meses desde el momento de la firma de la escritura. El trámite se realiza rellenando un impreso en el que han de constar los datos del antiguo propietario y del actual, así como los datos de la vivienda, y adjuntar una copia simple de la escritura de compraventa. Los notarios están obligados a remitir esta información al Catastro de forma telemática en las escrituras con cambio de titularidad de fincas.

Altas en los suministros

Teléfono
Fuente: Pixabay

Ya con todos los papeles en regla, será imprescindible dar de alta los suministros de luz, gas y agua. Tampoco olvides otros servicios como el teléfono. En todo caso, en el supuesto de que existan recibos pendientes, es posible que surjan problemas a la hora de dar de alta el nuevo contrato de suministros, pues puede que mientras haya una deuda no te permitan hacerlo.

Silvia Pato
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más Visto

Seis aplicaciones con las que comprar y vender tu ropa

Internet y nuestros teléfonos móviles lo han cambiado todo. En muchas ocasiones, simplemente han facilitado usos y prácticas ya existentes, como los anuncios clasificados, y que con la tecnología puede gestionar uno mismo de...