Trucos caseros para aliviar las picaduras de insectos

Te ofrecemos unos cuantos trucos caseros para aliviar los síntomas de las picaduras, para que no te fastidien los mosquitos este verano.

Albahaca
Fuente: Pixabay

Una de las cosas más molestas en verano son las picaduras de los mosquitos, aunque no le van a la zaga las de tábanos o avispas, aunque tanto estas como las de las abejas pueden resultar mucho más peligrosas que aquellas, por lo que resulta necesario extremar las precauciones. Lo mejor es que al aire libre evites los colores y estampados llamativos y los aromas florales, porque con ellos atraerás a los insectos que se creerán que eres lo que, obviamente, no eres: una flor.

Pero si, pese a todo, has sido víctima de los mosquitos o tienes alguna gran picadura de otro insecto, recuerda que si tienes una reacción alérgica como vómitos, fiebre, escalofríos o dificultad para respirar debes acudir inmediatamente a urgencias, para el resto de los casos, te ofrecemos estos trucos caseros para aliviar sus síntomas.

Aplicar hielo

hielo
Fuente: Pixabay/Bru-nO

Si es posible, tan pronto te pique el insecto debes poner una compresa con hielo sobre la picadura. Esto te aliviará más de lo que crees, porque conseguirá que se reduzca la hinchazón. Además, si te aplicas hielo sobre esa picadura de mosquito se te dormirá la zona y tardará en volverte a picar al menos un rato, algo especialmente útil antes de dormir. Y si no tienes hielo cerca, mete por lo menos la piel donde te han picado bajo el agua del grifo para que te alivie.

Para el supuesto de que la picadura sea de una avispa o abeja, recuerda que debes raspar para extraer el aguijón si es posible, para lo que puedes ayudarte de unas pinzas de depilar. Sin emabargo, nunca intentes quitarlo ni apretando la piel por ambos lados de la picadura ni arrancándolo. Si haces esto, corres el riesgo de que si lo haces así lo partas en dos y extiendas todavía más el veneno por la zona.

Aplicar bicarbonato sódico

Otro truco casero para aliviar las picaduras de insectos es aplicar bicarbonato sódico en la zona. Para hacerlo, deberás mezclarlo con agua, y no directamente, para convertirlo en una especie de pasta que debes extender sobre la picadura y dejar actuar durante unos 15 minutos. A continuación, ya puedes retirarla lavando la zona con agua fría.

Otra opción más simple y directa es poner sobre la picadura amoniaco. De hecho, este suele ser uno de los ingredientes básicos de muchos productos para picaduras que se encuentran a la venta, así que también es uno de los remedios más efectivos.

Frotar con pasta de dientes

pasta de dientes
Fuente: Pixabay/AlbanyColley

La pasta de dientes es uno de esos productos que tenemos en casa que puede servir para las cosas más dispares, además de para la higiene de nuestra boca. Y entre ellas se encuentra el alivio de las picaduras de insectos. Frota la zona afectada con la pasta de dientes y verás como el mentol tiene un efecto refrescante sobre ella. Este truco resulta especialmente efectivo contra las picaduras de los mosquitos.

Utiliza aloe vera

crema de aloe
Fuente: Pixabay/difotolife

El aloe vera es una de esas plantas que ofrece diversos beneficios para nuestra piel y nuestra salud, así que no te extrañará demasiado si te decimos que también sirve para combatir las molestias de las picaduras.

Esa especie de gel que segrega la planta del aloe tiene propiedades antiinflamatarias y refrescantes, de manera que si lo extiendes en la zona y lo dejas actuar sobre la herida, sentirás alivio. Si tienes alguna crema que tenga una buena cantidad de aloe vera en su composición también puedes utilizarla para aliviar las picaduras.

Aplicar hojas de albahaca

Albahaca
Fuente: Pixabay

La albahaca es una de las plantas aromáticas cuyas cualidades sirven para ahuyentar a los insectos, pues no soportan su olor. Sin embargo, quizás te sorprenda saber que también sirve para aliviar las picaduras.

Para ello, deberás hervir agua en un recipiente y añadir las hojas de la planta secas. Luego espera a que se enfríe y empapa en este líquido un paño que tendrás que poner sobre la picadura como una cataplasma. Si no quieres perder tiempo con tanta elaboración o no tienes hojas secas de albahaca, puedes coger las hojas frescas de la planta y aplicarlas directamente sobre ella.

Aplicar tomillo

Tomillo
Fuente: Pixabay

Hay otra planta aromática que también te servirá para aliviar las molestas picaduras: el tomillo. Y es que este tiene propiedades antibacterianas, así que no solo mitigará el picor sino que también disminuirá el riesgo de que la herida se te infecte. Lo mejor para ello es que tritures las hojas de la planta y las apliques después sobre la picadura. Deja actuar alrededor de 10 o 15 minutos y, a continuación, las puedes retirar. Notarás el alivio en la zona.

Y recuerda que otra de las propiedades del tomillo contra los insectos es que actúa como repelente contra las polillas si lo utilizas como ambientador en el interior de los armarios.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here