Si eres de los afortunados que cuenta con jardín en su vivienda, ya sabes el trabajo que supone cuidarlo y que, según cada estación del año, requiere unas atenciones que difieren en alguna que otra medida.

Aprovechando este tiempo y el encontrarse en casa, te contamos cómo preparar tu jardín durante la primavera y los cuidados que tienes que dedicarle antes de que lleguen el verano y las altas temperaturas, para que siga siendo un pequeño paraíso en tu hogar.

Abonos y podas

podar
Fuente: Pixabay/schraubgut

A principios de la primavera resulta adecuado fertilizar el jardín, así como podar las plantas y árboles que lo requieran, ya no todas deben podarse en esta época del año. Como resultado, tendrás que consultar según las especies que haya en tu jardín si debes hacerlo o no.

Por ejemplo, arbustos como la lavanda o el romero agradecen una buena poda en primavera, pero no sucede lo mismo con otros. De forma general, debes saber que las plantas que florecen al final de la primavera o en verano tienen que ser podadas durante el invierno.

Además, esta es la época perfecta para plantar rosas, lirios o petunias y puedes aprovechar para su fertilización. Y recuerda que las épocas más adecuadas del año para echar abono son la primavera y el verano.

Limpieza del jardín

jardín
Fuente: Pixabay/congerdesign

Asegúrate de que el suelo de tu jardín se encuentre limpio de ramas, hojas secas y flores marchitas, ya que la tierra debe oxigenarse adecuadamente para estar en un estado óptimo. Aprovecha también para arrancar las malas hierbas y que así los nutrientes solo sean absorbidos por las plantas y el césped que formen parte de él.

Cuidado del césped

Cortar el césped
Fuente: Pixabay/andreas160578

Entre los meses de marzo y octubre, es recomendable cortar el césped de manera semanal. Si lo cuidas de tal forma, conseguirás que crezca con más fuerza y verdor. No obstante, cortar el césped con esta frecuencia puede provocar que la tierra pierda nutrientes, por lo que también resulta adecuado el uso de abonos para que eso no suceda.

Riego en el momento adecuado

Regar el jardín
Fuente: Pixabay/annawaldl

En todo momento es necesario evitar regar cuando hace mucho calor, así que olvídate de sacar la manguera, la regadera o programar los aspersores durante las horas centrales del día. Lo más adecuado es regar a última hora de la tarde o cuando el sol se pone, así como a primera hora por la mañana. Además, cuanto mayor es la temperatura ambiental más cantidad de agua se evapora, por lo que regar en estas franjas horarias también contribuirá al ahorro de agua.

Cuidado específico contra las plagas

jardín
Fuente: Pixabay/selenee51

En primavera toda la naturaleza despierta, incluidos los insectos. Como consecuencia, debes vigilar que tus plantas no sean objeto de las plagas. Ten especial cuidado con los pulgones, los caracoles, las babosas y las arañas, entre otras. En el supuesto de que algún tipo de plaga ataque tus plantas deberás combatirla con el repelente o bactericida más adecuado.

Asegúrate de que todo el espacio esté convenientemente ventilado, para que las plantas y arbustos puedan desarrollarse sin problemas. Así evitarás que aparezcan los hongos.

Artículo anteriorCinco ideas para restaurar un sofá antiguo
Artículo siguienteConoce el sistema de ahorro de los tres botes
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here