Si eres aficionado a la jardinería, te gustan las plantas o adoras tener tus propias hierbas aromáticas y vegetales para cocinar, seguro que te has planteado alguna vez plantar tus propios tomates en casa, sobre todo, si tienes una pequeña terraza.

Pues hoy vamos a contarte los secretos que tienes que saber para convertir esa idea en realidad. Es más sencillo de lo que crees si eliges para ello los tomatitos adecuados. Toma nota de estos trucos para cultivar tomates cherry en casa y anímate a probarlos.

Selecciona el momento para cultivar los tomates cherry

plantas
Fuente: Pixabay/Free-Photos

Ahora mismo empieza una etapa estupenda para plantar tomates cherry. Y es que la época ideal es entre 30 o 60 días antes de el frío se vaya. De forma general, tanto el mes de marzo como el de abril son perfectos para ello. Ten en cuenta que lo ideal es que coincida la época de floración y fructificación de nuestros tomates con la estación más cálida, es decir, el verano.

Compra las semillas de tomates cherry

En vez de coger las semillas de los tomates que puedas comprar en el mercado, te aconsejamos adquirir las semillas de tomates cherry directamente. Ten en cuenta que los cherry que compras en el supermercado no están del todo maduros, por lo que las semillas que puedas quitar de ellos no se habrán desarrollado por completo. Evita riesgos y compra las semillas listas para plantar. Te asegurarás así de que germinen.

Selecciona el recipiente adecuado

maceta
Fuente: Pixabay/manfredrichter

Si vas a plantar tus tomates cherry en tu piso, tengas o no un balcón o una terraza, no te queda otra que hacerlo en una maceta o en un recipiente con agujeros en su base que sea adecuado para ello. Asegúrate de limpiar muy bien el recipiente y que sus agujeros estén distribuidos en toda la base. De igual modo, la maceta ha de tener esas características. Por esos agujeros se filtrará el agua que sobre de regar la planta.

No olvides el sustrato

No es la primera vez que te hablamos de abonos y sustratos en jardinería y para tus plantas, y es que resulta más importante de lo que uno pueda imaginar. Los tomates necesitan poder absorber muchos nutrientes del suelo, por lo que tienes que asegurarte de que este sea rico en ello. Un abono orgánico equilibrado será lo más adecuado. Toma nota de que lo mejor es que el PH sea un poco ácido y que se caracterice por retener el agua. Este punto es necesario para que los nutrientes puedan ser absorbidos adecuadamente por la planta.

Cómo sembrar los tomates

Plantar tomates cherry es un proceso sencillo. Tienes que introducir la semilla de tomate en un semillero y regar con mucha agua. Una vez haya crecido unos 20 centímetros es momento de trasplantarla a una maceta. Después de un par de semanas, ya puedes trasplantar la planta a la maceta definitiva. No obstante, también puedes plantarla directamente en la maceta que quieres que esté hasta el final de su ciclo. Lo más cómodo es que elijas un buen recipiente y que luego te olvides del trasplante.

Si esto te parece muy complicado, compra directamente la planta pequeña de tomate cherry en alguna tienda y dedícate a cuidarla.

Dónde colocar la planta de tomates cherry

tomate al sol
Fuente: Pixabay/leoleobobeo

Este apartado resulta fundamental. La maceta con tu planta debe estar en un sitio soleado. El lugar con más luz natural de toda tu casa es el más adecuado. Si debes elegir un sitio donde pega el sol por la mañana o por la tarde, colócala en el que da por la mañana. Tiene que recibir el sol directo. Con una buena temperatura, germinará antes de lo que crees.

Riego de la tomatera

tomatera
Fuente: Pixabay/SirPixalot

Tu planta necesitará mucha agua en verano o cuando lleguen las altas temperaturas. Calcula un litro de agua por día y por planta, aunque también puedes regarla con un par de litros cada dos días. Pero lo que sí debes evitar es regarla con agua del grifo. Si no te queda más remedio que usar esta, déjala reposar unos días antes de utilizarla.

Cómo entutorar la planta

Cuando observes que la tomatera comienza a crecer, tendrás que entutorarla. Esto se refiere a la necesidad de colocar una vara, un palo o una estaca para que el tallo principal no se doble y curve con el peso, que puede terminar rompiendo. Además, esto consigue que crezcan de manera vertical y más ordenada. Este entutorado debe hacerse cuando la planta es de pequeño tamaño.

Cómo podar la planta

cherry
Fuente: Pixabay/leoleobobeo

La poda es fundamental si quieres que tu planta esté siempre sana y fuerte. Se trata de eliminar los brotes laterales y hojas amarillentas a los 15 días del trasplante o cuando empiezan a brotar las flores. Si no lo haces, la planta se sobrecargará de brotes y no fructificará tanto como puede. Unos 60 o 70 días después, podrás saborear tus propios tomates cherry.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here