A todos nos gusta que nuestra casa huela bien. Los aromas aportan una sensación de bienestar y pueden ser relajantes o revitalizantes. Para obtenerlos, utilizamos ambientadores, que se fabrican con esencias naturales concentradas y/o sustancias químicas y se presentan en diversos formatos para esparcir las fragancias en el ambiente o en el espacio en el que se colocan.

Además de poder fabricar tus propios ambientadores caseros, son muchas las opciones disponibles en el mercado, ¿pero cuál es la que mejor se adecúa a tus gustos y necesidades? Hoy te explicamos las ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de ambientadores para el hogar para que escojas el tuyo.

Velas perfumadas

vela aromática
Fuente: Pixabay/pairfum

Las velas perfumadas son uno de los ambientadores más frecuentes y cuentan con la ventaja de ser, además, muy decorativas. Se encuentran a la venta en todos los colores y tamaños, sin envases, en vasos de cristal o en objetos decorativos. Por ese motivo, resultan perfectas para cualquier lugar de la casa y la diversidad de aromas es numerosa.

No obstante, el olor no suele durar demasiado en las más económicas, así que solo notarás que permanece en el ambiente bastante tiempo en las más caras. Como principal inconveniente, las velas no son recomendables en casas con niños pequeños o mascotas, ya que pueden convertirse en un auténtico peligro mientras permanecen encendidas, por si se queman o caen.

Igual sucede con las barritas de incienso, cuyo humo, además, no resulta lo más aconsejable para los alérgicos y cuyas cenizas pueden manchar fácilmente si se esparcen.

Bolsas perfumadas

bolsa aromática
Fuente: Pixabay/Hans

Las bolsitas perfumadas o aromáticas son el modelo más sencillo de ambientador para absorber malos olores e incluso puedes preparar de tal forma un ambientador con una pastilla de jabón con buen aroma. Son perfectas para los cajones, los armarios y para colgar de las perchas con un bonito lazo. Los olores más adecuados para ello son la lavanda, la menta, el tomillo, el cedro o el romero.

Ambientadores mikado

Ambientador mikado

Otro ambientador que resulta decorativo pero que no cuenta con los riesgos de las velas o el incienso son los ambientadores mikado. Se trata de un frasco de cristal en el que consta el ambientador líquido y donde se introducen unos palitos de bambú que permiten que se difunda la fragancia. Cuantas más varitas pongas en el bote, más intenso será el olor.

Los mikados los encontrarás desde un par de euros en el mercado. No obstante, ten en cuenta que cuanto mayor sea la calidad de la esencia, más efectivo será el resultado, por lo que no siempre quedarás satisfecho con los más económicos. El precio también puede incrementarse si el tarro de cristal está decorado o cuenta con algún adorno especial. Un bote de este tipo puede ambientar la estancia donde lo coloques entre uno o dos meses. Y si te haces con uno, ten en cuenta que también se comercializan solo los botes de líquido con los palitos para rellenar el tarro principal cuando se agote.

Pulverizadores y esprays

Spray manual

Los pulverizadores manuales, al igual que los mikados y las velas, resultan ecológicos con el medio ambiente, y contienen agua y aceites esenciales. Por el contrario, los esprays, al contener aerosoles, no son lo más adecuado si no quieres perjudicar nuestro entorno.

En uno y otro caso, el principal inconveniente es que tienes que estar pendiente de pulverizar la casa con ellos cada vez que el olor se vaya y su aroma no suele durar mucho tiempo. Si no eres cuidadoso, también pueden dejar residuos sobre muebles o alfombras, e incluso tener efectos tóxicos.

Ambientadores eléctricos

difusor de esencias
Fuente: www.amazon.es

Los ambientadores eléctricos no dañan el medio ambiente como los aerosoles, pero sí consumen energía, así que tampoco es la opción más respetuosa con el medio ambiente, aunque bien es cierto que su consumo eléctrico es ínfimo. También hay disponibles en el mercado ambientadores de este tipo que funcionan con baterías.

Dentro de esta categoría es necesario tener en cuenta los difusores de aceites esenciales. Su precio es algo elevado y hay modelos que también sirven como humidificadores de ambiente. Se utilizan habitualmente para aromaterapia y la fragancia permanece mucho tiempo. Además, cuentan con temporizador, por lo que puedes programarlos para cuando llegues a casa. Los difusores de aceites esenciales son muy decorativos. Los hay de líneas sencillas, de madera o de diseño, e incluso los encontrarás con entrada USB para conectarlos al ordenador.

Si estás pensando en invertir dinero en un ambientador que también te permita purificar el ambiente y aprovechar los aceites esenciales para una de sus muchas posibilidades, los difusores constituyen una de las mejores opciones.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here