Estás leyendo: Podemos necesita feminismos

Otras miradas
Publicado:  26.12.2014 21:03 | Actualizado:  27.12.2014 08:00

Podemos necesita feminismos

Leer Artículo
Media: 0
Votos: 0

Aitana Garí Pérez y Alicia Muñoz Sánchez

Candidatas de la lista “Madrid Sí Puede” en las elecciones al Consejo Ciudadano Municipal de Podemos



Cualquier proceso de cambio social y político, como el que propone Podemos, que pretenda recoger las demandas y necesidades de su pueblo, requiere de la presencia y visión de las mujeres. La razón es clara: el resultado de los grandes ajustes impuestos por los mercados es una mayor desposesión y empobrecimiento popular con las mujeres a la cabeza, porque detrás del último hombre oprimido y excluido existe una mujer que vive en peores condiciones. Esto se debe a la alianza entre el patriarcado y el capitalismo, que ha devastado el planeta y oprimido a quien menos tiene. Se ha construido la sociedad sobre la lógica jerárquica de unas personas sobre otras que nos ha llevado hasta el momento de crisis estructural en el que vivimos. Por lo tanto, las mujeres tenemos el mismo o más interés que el resto de la sociedad en cambiar este estado de cosas, interés reforzado por la gravedad específica de nuestra situación. Los nuevos sujetos políticos en construcción y las nuevas plataformas transformadoras en formación pueden hacerlo mejor que los precedentes en lo referente a la inclusión de las mujeres en el proyecto. Esperamos que así sea y ahí estamos algunas abriendo camino.

La paridad es un paso necesario, como corrección a esta política masculinizada, pero es sólo un primer paso de un largo recorrido. Incorporar la mirada de las mujeres y sus necesidades es el siguiente. Pero hace falta más. El nuevo activismo contra el régimen del 78 y a favor de un proceso constituyente necesita la profundidad y bagaje de los feminismos en los análisis de las necesidades sociales y a la hora de establecer demandas desde el ámbito local al estatal o europeo. El feminismo es necesario para llevar a buen puerto las nuevas formaciones políticas que hoy nos ilusionan, porque el movimiento feminista encarna una lucha no violenta, revolucionaria y empoderante. Aporta generaciones de mujeres en lucha, que contribuyen con saberes y pensamiento contra corriente. El feminismo como movimiento social transformador, aporta otra mirada de la realidad: sitúa y lucha porque el bienestar de las personas esté el centro. Por ello las feministas en Podemos actuamos únicamente obedeciendo a la razón de la justicia social, queremos cambiar las cosas de raíz, queremos que el sostenimiento de la vida, es decir el sostenimiento de la propia sociedad, esté en el centro y esto nunca se va a conseguir sin tener en cuenta las reivindicaciones de las mujeres.

.Conviene recordar que la primera y única derrota que ha sufrido el gobierno del PP ha sido la retirada del proyecto de ley antiabortista.

Aclaremos que la lucha feminista no se reduce a la igualdad entre hombres y mujeres sino que va más allá en el reconocimiento a las desigualdades y opresiones según las distintas identidades, luchamos por el respeto a las diferencias. Las feministas no queremos sólo "igualdad", queremos poder convivir en la diferencia: somos plurales, somos distintas, ya sea por nuestras identidades sexuales o de género como por clase, raza, diversidad funcional, etc. Somos muchas y eso hace que sumemos. El feminismo cuenta por lo tanto con el conocimiento y la experiencia de distintas luchas atravesadas por muchas opresiones.

Igualmente importante es incorporar la forma de deliberar, trabajar y militar de las mujeres feministas, porque es mucho más cooperativa que la usual actividad política masculinizada basada en una competitividad exacerbada. Juntas llegamos más lejos. El proceso será más lento pero mucho más placentero y exitoso. Conviene recordar que la primera y única derrota que ha sufrido el gobierno del PP ha sido la retirada del proyecto de ley antiabortista con la consiguiente primera dimisión de un ministro. Fue gracias a la constancia y tesón en la lucha del movimiento feminista –con toda la pluralidad de feminismos que bullen en su interior- que arrastró a otras organizaciones y sujetos sociales y políticos a favor del derecho a decidir de las mujeres.

El feminismo aporta un método realmente participativo y colaborativo de trabajo fruto de años de experiencia en luchas por la libertad de las mujeres. Somos expertas en superar los enormes disensos que se dan a menudo entre los distintos feminismos, logramos encontrar formas de consenso y de unir fuerzas en aquello que nos parece prioritario. Además nuestro método de trabajo parte del empoderamiento y la horizontalidad como pilares de la participación política. Sabemos mucho de empoderamiento porque lo hemos vivido en nuestras carnes, porque partimos de carencias derivadas de nuestros roles sociales aprendidos desde pequeñas. Valga como ejemplo el que por norma general nos sentimos mucho más inseguras al hablar en público. Por ello promovemos y usamos técnicas de empoderamiento tanto colectivo como individual para las mujeres, extrapolables a cualquier persona en situación de desigualdad social cuya voz deba ser escuchada. Y hoy de lo que se trata es que el pueblo hable.

Por todo lo anterior, las mujeres afirmamos que Podemos no sólo necesita a mujeres, además debe hacerse feminista e incorporar en su agenda la del movimiento feminista para avanzar en la unidad popular.