Público
Público

Calentar el cáncer a 41 grados ayuda a eliminarlo

La hipertermia aumenta la eficacia de la quimioterapia en ciertos tumores

AINHOA IRIBERRI

A las armas habituales en la lucha contra el cáncer (cirugía, radioterapia y quimioterapia) podría añadirse ahora una muy simple: poner el tumor a una temperatura de entre 41 y 43ºC; dicho en otros términos, calentar el cáncer. Este procedimiento denominado hipertermia se lleva a cabo de forma experimental con energía electromagnética en algunos hospitales europeos y estadounidenses.

Aunque lleva ya unos años ensayándose, un estudio presentado ayer en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra en Berlín, demostró que los pacientes de un tipo de cáncer muy agresivo el sarcoma de tejidos blandos lograban un 30% más de supervivencia a los tres años del diagnóstico si, en combinación con la quimioterapia, se les sometía a hipertermia. Al parecer, esta técnica mejora el flujo sanguíneo y, con ello, hace que la quimioterapia sea más eficaz.

Según explicó a Público el autor principal de la investigación, el oncólogo de la Universidad de Munich Rolf Issels, en España no hay ningún hospital que disponga aún de la tecnología necesaria para aplicar la hipertermia, pero 'no descarta' que lo haya pronto, ya que oncólogos españoles pertenecientes a la Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cáncer se han mostrado interesados en este procedimiento. 'Se tiene que generalizar, porque no sólo va a servir para los sarcomas', vaticinó Issels.