Público
Público

Científicos detectan 'Tierras caóticas' que pudieron ser habitables

Estos mundos podrían haber sufrido un empujón gravitacional de un planeta compañero, lo suficientemente grave, como para inhibir la vida, o esterilizar el planeta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Científicos detectan 'Tierras caóticas' que pudieron ser habitables. /RORY BARNES

Científicos de la Universidad de Washington ha estudiado algunos sistemas planetarios en los que sus mundos habitables tienen climas impredecibles e incluso salvajes. El trabajo, publicado en 'Astrophysical Journal', determina que estos mundos podrían haber sufrido un empujón gravitacional de un planeta compañero, lo suficientemente grave, como para inhibir la vida, o esterilizar el planeta si ésta ya hubiera comenzado.

Los expertos apuntan que la magnitud del caos puede variar ampliamente, pasando de planetas cuyas órbitas son, en gran medida, circulares a aquellos "cuyas órbitas llegan a ser tan alargadas que un planeta podría chocar con su estrella madre, lo que provocaría en él una forma extrema de cambio climático".

El efecto particular estudiado en esta investigación se llama 'movimiento medio de resonancia' y entra en juego cuando los períodos orbitales de dos planetas son un cociente entero de uno al otro: como Neptuno orbitando el sol tres veces por cada vez que Plutón orbita dos veces.

Según los expertos, una fuerza repetitiva, como un empujón gravitacional, sucede en el mismo lugar en la órbita de los planetas alrededor de la estrella y el efecto crece lentamente durante millones de años, informa la Universidad de Washington en un comunicado.

Así, esta fuerza le puede afectar a un planeta en la zona habitable de su estrella, la franja de espacio a su alrededor que es adecuada para permitir a un planeta rocoso tener agua en forma líquida en su superficie, dando así una oportunidad a la vida. La responsable de este trabajo, Rory Barnes, ha llamado a estos mundos 'Tierras caóticas' y sugiere que no hay que gastar demasiado tiempo en buscar vida en ellas.

Este comportamiento entre planetas de un mismo sistema no es la única condición para la intimidación orbital

La inclinación

Este comportamiento entre planetas de un mismo sistema no es la única condición para la intimidación orbital. Barnes también ha estudiado la conocida como 'inclinación mutua', lo que significa que los dos planetas están en ángulos encontrados en el espacio.

Los planetas del Sistema Solar se encuentran todos en el mismo plano en el espacio, pero no todos los sistemas planetarios son así. La astrónoma ha investigado sobre las inclinaciones entre planetas y lo encontrado es que se producen "pequeñas perturbaciones" cuando los planetas coinciden en el mismo punto de la órbita y provoca que estos mundos "hagan algunas cosas locas", como voltearse completamente para después regresar a su postura habitual.

Si las fluctuaciones son pequeñas, estos mundos aún podrían mantener sus posibilidades de vida y ser dignos de estudio. Pero si pasan por situaciones tan dramáticas como estas "los astrónomos, probablemente, deberían buscar en otra parte", según apunta el trabajo.