Público
Público

Las empresas no revelan los ciberataques

Las compañías cotizadas en EEUU están obligas a desvelar las intromisiones de piratas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos media docena de compañías cotizadas en Estados Unidos ha rechazado revelar en sus comunicaciones a los accionistas los ataques recibidos por parte de piratas informáticos a pesar de que la regulación se lo exige, según desvela una investigación de la agencia Reuters publicada ayer. Entre ellas están el gigante de la aeronáutica Lockheed Martin o la compañía de defensa y tecnología Mantech International.

Los expertos en ciberseguridad de EEUU creen que los ataques informáticos contra empresas y organismos están aumentando en número y virulencia y, por ello, la comisión del mercado de valores del país (SEC, por sus siglas en inglés) decidió en octubre exigir a las compañías cotizadas que incluyeran información, en sus informes a los accionistas, sobre si habían sufrido ataques cibernéticos.

Google sí reconoce una ofensiva llegada desde China

Una revisión realizada ahora por Reuters, que repasa más de 2.000 comunicaciones enviadas desde esa fecha, ha encontrado apenas alguna vaga referencia a los ataques sufridos entre compañías cotizadas. Lockheed Martin, por ejemplo, se ha ahorrado el trago de confesar oficialmente a sus accionistas el 'significativo' ataque que reconoció haber sufrido el pasado mayo. Mantech Computer, CACI International y otras firmas especializadas en ciberdefensa y, por tanto, continuamente expuestas a estos ataques según diversas investigaciones, han negado también haber sufrido estos problemas. 'Todo el mundo sabe' que estas grandes firmas han sido atacadas, asegura Jacob Olcott, antiguo consejero de la comisión de comercio del Senado de EEUU.

Intel y Google son dos de las compañías que sí revelan problemas. El gigante de las búsquedas reconoce ataques originados en China, mientras que Intel advierte de una intromisión en sus sistemas el pasado noviembre, que pudo acarrear el robo de información confidencial 'que podría afectar' a su posición competitiva.