Público
Público

Expedición Five Deeps Un pequeño pulpo sobrevive a siete kilómetros de profundidad

Primeros frutos científicos de la expedición que descendió a las mayores fosas marinas de los cinco océanos.

Pulpo Dumbo fotografiado en la fosa de Java durante la expedición Five Deeps./FIVE DEEPS/DISCOVERY CHANNEL
Pulpo Dumbo fotografiado en la fosa de Java durante la expedición Five Deeps./FIVE DEEPS/DISCOVERY CHANNEL

malen ruiz de elvira

Lleva el complicado y sonoro nombre de Grimpotheutis pero se le conoce más como el pulpo Dumbo, por su simpático aspecto, y se ha convertido en el cefalópodo observado a mayor profundidad en toda la historia de la exploración marina. Un ejemplar fue captado por las cámaras a siete kilómetros nada menos bajo el nivel del mar, en la fosa de Java, el lugar más profundo del océano Índico.

El pulpo Dumbo es casi un recién llegado a lo que sabemos sobre la fauna abisal, ya que fue descubierto a principios de siglo, y no se pensaba que pudiera sobrevivir más allá de los 6.000 metros de profundidad, explica el científico británico Alan J. Jamieson en la revista Marine Biology, en la que comunica la observación junto a su colega estadounidense Michael Vecchione. A partir de ahora este pequeño pulpo blanquecino, del que ya se conoce una decena de especies, se considera parte de la fauna hadal, que tiene características propias y habita las fosas marinas (a partir de los 6.000 metros).

Hasta ahora se habían observado ejemplares de pulpo a una profundidad máxima de 5.145 metros. Jamieson y su equipo observaron uno de 43 centímetros de largo a 5.760 metros y otro de 35 a 6.957.

Victor Vescovo ha conseguido bajar a las fosas marinas más profundas de los cinco océanos, en un vehículo tripulado de 37 millones de dólares

Tan interesante como la observación y otras que con seguridad se publicarán pronto es lo que hay detrás de todo ello. Se puede resumir en un nombre, Victor Vescovo, un millonario tejano que en los dos últimos años ha conseguido bajar a las fosas marinas más profundas de los cinco océanos, en un vehículo tripulado de 37 millones de dólares, llamado Limiting Factor y diseñado especialmente para ello dentro de la expedición Five Deeps que financió.

Jamieson fue el director científico de la expedición y, además del vehículo tripulado, en el que descendió varias veces junto con Vescovo, utilizó unas plataformas con instrumentos de toma de datos, observación y trampas con cebo que los miembros de la expedición dejaron caer hasta el fondo y luego recogieron. Este biólogo marino es pionero en el diseño y uso de este tipo de plataformas, que ya ha utilizado centenares de veces en diversas expediciones para encontrar animales desconocidos hasta la fecha.

En abril de 2019 se sumergieron tres de estas plataformas un total de siete veces, durante dos de las cuales tuvieron lugar las observaciones de los pulpos Dumbo.
A lo largo de la aventura, que atravesó condiciones meteorológicas muy duras, se perdieron al menos dos de las plataformas, como recogía un amplio reportaje publicado recientemente en la revista The New Yorker sobre la expedición Five Deeps.

Jamieson ha señalado que poder vivir a tanta profundidad implica para el animal una adaptación a condiciones extremas que comprende cambios a nivel celular para que las células no se rompan ante la enorme presión a la que están sometidas: "Todas las adaptaciones necesarias para vivir bajo presión se producen a nivel celular", afirma.

Vesovo ofrece viajes a la 'Challenger Deep' por 750.000 dólares, un lugar que solo han visitado hasta ahora cuatro personas

Vescovo está en conversaciones para aprovechar en aplicaciones civiles o militares la tecnología desarrollada para la expedición, que permite acceder a las mayores profundidades con una cierta seguridad. Mientras tanto, además de ser la expedición el objeto de un documental de Discovery Channel, Vescovo ha empezado a ofrecer este tipo de viajes, antes inaccesibles, a cualquiera que esté interesado, a través de Eyos Expeditions. Ofrece descender más de 10 kilómetros a la Challenger Deep, en la fosa de las Marianas, por 750.000 dólares. Es un lugar que solo han visitado hasta ahora cuatro personas mientras que a la Luna llegaron 12. Vescovo bajó allí cuatro veces el año pasado y superó la marca de profundidad del director de cine James Cameron en 2012.

A la Challenger se tardan cuatro horas en bajar y otras cuatro en subir, y se puede permanecer abajo también unas cuatro, aunque viendo prácticamente nada. No es probable que aparezca un pulpo Dumbo por allí, aunque la aventura seguro que merece la pena para muchos.