Público
Público

"Se podría formar un agujero negro microscópico, pero sería inofensivo"

El director del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), Lyn Evans, sostiene la posibilidad de que este tipo de experimentos  vuelva a generar inventos tan importantes como los protocolos que permitieron crear la World Wide Web o, simplemente, la Web

NUÑO DOMÍNGUEZ

El físico galés Lyn Evans (Aberdare, Reino Unido, 1945) lleva 15 años al frente del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas que se puso en marcha el pasado 10 de septiembre con la esperanza de resolver grandes misterios sobre el universo.

Entre ellos está el llamado bosón de Higgs, una partícula que por ahora sólo existe en la teoría y que es fundamental para explicar por qué algunas partículas tienen peso y otras no. Pero menos de dos semanas después de su inauguración, el LHC se quedó en el dique seco debido a una avería en uno de sus enormes imanes, que pesan unas 35 toneladas cada uno.

Mientras Evans se afana en reparar el LHC, el Tevatron, otro colisionador de partículas desarrollado en EEUU, podría adelantársele y hallar el bosón. Evans explica el futuro del colisionador y la posibilidad de que este tipo de experimentos  vuelva a generar inventos tan importantes como los protocolos que permitieron crear la World Wide Web o, simplemente, la Web, que se diseñaron en la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) , de la que hoy depende el LHC.

La importancia de la investigación básica es muy difícil de explicar, pero deberíamos valorarla por sí misma. Por ejemplo, la Web fue inventada en el CERN porque, debido a la clase de investigación que estábamos haciendo, necesitábamos una forma de comunicarnos a lo largo y ancho del planeta. No inventamos la Web para hacer un uso comercial. La inventamos porque la necesitábamos. Y creo que ha cambiado la sociedad profundamente. Las aportaciones del LHC pueden ser monumentales. Veremos qué pasa con el Grid [Worldwide LHC Computing Grid, el sistema informático que gestiona los datos del LHC]. No sé si tendrá tanto impacto en el público general como la Web, pero seguro que tendrá un impacto en otros campos de la ciencia.

¿Cómo funciona el Grid?

El nombre lo toma de la red eléctrica. Cuando enchufas cualquier aparato en tu casa no sabes de dónde viene la electricidad, no te importa. Es por eso que lo llamamos red [grid, en inglés]. Hay varios niveles. El centro está en el CERN y después hay varios niveles de acceso, de forma que alguien puede consultar datos del LHC desde una universidad, por ejemplo.

Hay varios misterios. El origen de la masa es uno de ellos. El universo no necesitaba masa para evolucionar. El fotón, la partícula de la luz, no tiene masa. En un universo primigenio en el que sólo hubiera fotones no habría sitio para nosotros, habría sólo luz. Pero el actual mecanismo genera masa y nos genera también a nosotros. Esta es una cuestión que el hombre no puede dejar sin respuesta. ¿De dónde viene? ¿Cómo funciona?

Fermilab [laboratorio donde está el Tevatron] está funcionando muy bien. Van a seguir operando después de que el LHC vuelva a funcionar, así que tienen dos años más de trabajo. Pero, de hallar algo, sólo será un atisbo del bosón. No podrán estudiar los detalles. Lo bueno es que trabajamos con espíritu de equipo.

Su energía es demasiado baja. El LHC tendrá siete veces más energía.
Dice que hay espíritu de equipo, pero ¿no hay nada de competitividad?
Bueno, siempre hay una competencia leal y creo que Fermilab hará todo lo posible para explotar su máquina al máximo antes de que el LHC vuelva a funcionar, es natural.

Dicen que podríamos tenerlo en dos o tres años. Tal vez sea algo más. Nadie puede esperar que aparezca de repente, es algo muy complicado que va a necesitar bastante análisis y estudio. Pero, mientras, podemos encontrar muchas otras cosas. Vamos a saber más sobre materia oscura y energía oscura. Estas cosas son totalmente misteriosas y esperamos que el LHC las aclare.

Fue un gran revés ver que todo marchaba tan bien  y de repente tener este problema. Ahora tenemos que recuperarnos. En otoño de este año estaremos de nuevo en marcha y haciendo experimentos.

Había bastantes daños. Tuvimos que reemplazar 50 imanes. Pero en esta máquina todo lleva mucho tiempo. Si tienes que abrirla, es necesario caldearla primero [el LHC funciona a unos 270 grados bajo cero], y para eso se tarda dos meses. Después la arreglas y esperas otros dos meses, que es lo que se tarda en volverla a enfriar.

La teoría dice que bajo ciertas condiciones en las que hay muchas dimensiones de espacio es concebible que se forme un agujero negro microscópico. Pero sería total y completamente inofensivo. Si miras a lo que ha sucedido, ni un solo científico respetable en todo el mundo piensa que exista algún problema. Toda la especulación ha salido de blogs y de estas dos personas en Hawai que tienen antecedentes de hacer este tipo de cosas. Para mí es uno de los contratiempos de la Web. La manera en la que se están usando esos blogs  es preocupante. La Web es a veces un gran amplificador de ruido. Por ejemplo, ahora hay una epidemia de sarampión en Suiza porque no se está vacunando a los bebés. Y todo se debe a opiniones totalmente infundadas que dicen que la vacuna es peligrosa. La consecuencia es que muchas personas acaban creyéndoselo.

La ciencia funciona de forma extraña. Así, la primera contribución externa al LHC llegó de Japón y fue consecuencia del terremoto de Kobe [en 1995]. Las catástrofes a veces tienen el efecto contrario al que esperas. Y creo que la crisis va a ser buena para la ciencia. Ya se ha dicho antes que la ciencia es clave para estimular la economía. Veremos qué pasa esta vez.

Los responsables del LHC han hecho posible, gracias a Hollywood, que una disciplina en principio tan abstrusa como la investigación de la antimateria llegue al gran público. De hecho, el actor Tom Hanks visitó el pasado día 12 el complejo científico como parte de la promoción de su próxima película, basada en el libro de Dan Brown Ángeles y Demonios, que narrará las vicisitudes de una sociedad secreta que roba antimateria del CERN para volar el Vaticano.

El actor ha sido invitado a asistir, en el próximo mes de septiembre, a la nueva puesta en marcha del LHC tras la avería que sufrió el pasado 19 de septiembre. Aunque el acelerador iba a volver a funcionar este verano, el CERN decidió a principios de este mes volver a retrasar su puesta en marcha para incorporar sistemas de seguridad que eviten nuevos accidentes.