Público
Público

Las impredecibles consecuencias del cambio climático en la Tierra

La comunidad científica reconoce que es incapaz de predecir sus efectos sociales y económicos 

PÚBLICO.ES / EFE

Si el tiempo siempre ha sido imprevisible, sus consecuencias están sujetas a un caos aún mayor. La comunidad científica reconoce que es incapaz de predecir los efectos sociales y económicos del cambio climático, aunque sabe que el fenómeno afectará con mayor crudeza a los países con escasos recursos ubicados en las zonas tropicales.

Es prácticamente imposible calcular sus efectos económicos y sociales, según han afirmado hoy varios científicos que han participado en la primera jornada del International Symposium on the efects of climate, que se celebra en Gijón hasta el 23 de mayo próximo.

Las previsiones más optimistas han estimado un incremento medio de 2 grados celsius (la escala que usamos habitualmente) en la temperatura ambiente y un incremento del nivel del mar de más de un metro para los próximos 20 años.

Los expertos reunidos en Gijón han advertido de que incluso si se cumplieran todas las medidas de protección medioambiental previstas en los acuerdos internacionales y se redujeran en un 50% las emisiones de CO2 a la atmósfera se tardaría más de un siglo en estabilizar el proceso.

Los científicos han destacado que el calentamiento global ha adquirido una "inercia" que es "muy difícil frenar" por lo que consideran "urgente" controlar el fenómeno para que no entre en una dinámica que lleve a una catástrofe.

En el caso hipotético de que "se cerrara el grifo" y se dejara de emitir CO2 "hoy mismo" se llegaría al año 2025 con un aumento medio de la temperatura ambiente de 2 grados, según ha manifestado el secretario de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, Patricio Bernal.

Bernal, que ha ofrecido una rueda de prensa acompañado por el jefe de Ciencias Oceánicas del North Pacific Marine Science Organitation (PICES), William Peterson; el presidente del International Council for the Explotarion of the Sea (ICES), Joe Horward, y el director del Centro Oceanográfico de Gijón, Luis Valdés, ha destacado la complejidad del fenómeno que "requiere dar respuestas de carácter global".

El representante de la UNESCO ha valorado los esfuerzos que está haciendo la comunidad internacional, aunque los ha considerado "insuficientes" dada la magnitud que está adquiriendo el cambio climático.

El calentamiento global va a sentirse "con mayor crudeza" en las zonas intertropicales de África y la costa del Pacífico, en países con escasos recursos económicos lo que plantea un "nuevo desafío" para los organismos internacionales, ha asegurado Bernal.

En la misma línea han opinado Peterson y Horward aunque descararon la posibilidad de que los efectos del cambio climático generen un crack de alcance mundial.

Tortosa ha pedido "rigor" en las informaciones que sobre el medio ambiente se "dan a conocer a la opinión pública" y ha advertido sobre "la presiones sociales y económicas" a la que está sometido el tema del calentamiento global.

"Hay una moda sobre todo lo que gira alrededor del cambio climático que está condicionando la percepción que se tiene del problema en la opinión pública", ha asegurado.

El presidente de Asturias ha valorado el trabajo que desarrollan los científicos en la búsqueda de soluciones a un problema que "sin duda tendrá consecuencias sobre el bienestar humano".

La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, ha dado la "bienvenida" a los congresistas y ha abogado por que sus conclusiones sirvan para "encontrar el equilibrio entre competitividad y sostenibilidad".