Público
Público

ISP y autores acordaron un portal de descargas

Según el secretario de Estado de Telecomunicaciones, clasificaron a los internautas que comparten archivos en tres clases 

 

AGENCIAS / DANIEL BASTEIRO

El acuerdo inconcluso entre los proveedores de acceso a Internet y las sociedades de gestión de derechos de autor para combatir las descargas en España preveía la creación de un portal de contenidos digitales a precio asequible.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, confirmó ayer varios detalles del acuerdo entre Redtel y la Coalición de Contenidos y que está ahora en punto muerto. Ros aseguró que una de las aportaciones más valiosas de las negociaciones fue la idea de crear un superportal con gran número de contenidos 'a precios en línea con lo que es la potencialidad de la herramienta'. También dijo confiar en el esfuerzo realizado hasta ahora y que 'con un pequeño esfuerzo adicional se podrán alcanzar acuerdos'.

Bruselas no ataca la ley gala

La Comisión Europea dio ayer por buena la conocida como 'ley de los tres avisos', aprobada ayer por el Senado francés. Según la comisaria de Telecomunicaciones, Viviane Reding, cortar la conexión a un internauta sin pasar por el juez no es lo que el Ejecutivo comunitario quiere, pero tampoco es ilegal. 'No todo lo que no me gusta políticamente es también ilegal', aseguró Reding, en declaraciones difundidas por un portavoz a preguntas de Público.

Reding apoyó en el pasado la conocida como enmienda 138/46, dentro de un amplio paquete legislativo europeo, para impedir que tribunales administrativos integrados por los propios operadores pudieran inspeccionar las actividades de los internautas y cortales la conexión en caso de descargarse contenido con copyright.

Sin embargo, la comisaria eludió ayer criticar la ley francesa, reivindicando la 'soberanía' de Francia y su cámara alta, que ratificó por 189 votos a favor y 14 en contra la decisión que el martes tomó la Asamblea Nacional.

El conocido como 'paquete telecom', que pretende prohibir a nivel europeo leyes como la francesa, fue motivo de arduas negociaciones entre el Parlamento Europeo y el Consejo de los 27 Gobiernos, donde Francia presionó sin éxito a la Eurocámara para que diese vía libre a la ley que ayer ratificó el Senado. El Parlamento, en contra de que tribunales administrativos puedan ordenar la interrupción de la conexión, negociará para buscar un acuerdo con los Gobiernos en los próximos ocho meses.