Público
Público

ISS La NASA no sabe qué hacer con la Estación Espacial Internacional

Los gastos derivados de su mantenimiento asfixian el presupuesto de la Agencia para otros proyectos y una de las alternativas es devolverla a la Tierra, aunque no saben cómo hacerlo.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

La Estación Espacial Internacional en el espacio el 2 de noviembre de 2000. EFE/NASA

La NASA no sabe qué hacer con la Estación Espacial Internacional (ISS). Después de 20 años en órbita, su mantenimiento está acaparando cada año casi la mitad del presupuesto de contratación de profesionales para los vuelos espaciales. Que podrían invertirse en otros proyectos.

Así, en un informe publicado por el Inspector General de la Agencia, se pone de relieve que resulta acuciante tomar una decisión sobre qué hacer con ella. Porque, además, cualquier movimiento al respecto también puede generar un alto coste. Una de las opciones que se valoran, según una de propuesta de los presupuestos de Gobierno de Estados Unidos (The President's FY 2019), es acabar con la financiación pública de la estación en 2015, y dedicarla así a fines comerciales privados: se barajaba, incluso, crear un hotel y organizar viajes turísticos al espacio.

Esta alternativa, sin embargo, ha de ser aprobada antes por el Congreso, y desde la Agencia no la ven del todo clara: dudan de que resulte rentable el mantenimiento de la estación, como ocurre ahora, en relación a los ingresos que pudiese llegar a producir.

Por eso, una opción que se valora desde la NASA es el bajar la estación de vuelta a la Tierra. Aunque tampoco tienen claro cómo llevar dicha acción a cabo. Por su volumen y masa, no sería posible que se desintegrara al entrar en contacto con la atmósfera, así que habría que elaborar un plan de cara a su aterrizaje.

De cualquier modo, esto supone un problema significativo. Aunque durante un tiempo pudiesen reutilizarse las instalaciones para un fin diferente al de la investigación, llegaría un momento en que habría que hacerla descender sin otra alternativa. Incluso podría darse una situación de emergencia que lo requiriera, pero como confiesa el Inspector en el informe referido "actualmente, la Agencia no tiene capacidad para asegurar que la ISS regrese a la atmósfera terrestre y aterrice en un lugar localizado al sur del Océano Pacífico".