Público
Público

Nintendo suma una nueva dimensión en los videojuegos portátiles

La consola estará disponible en Europa el 25 de marzo

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

Nintendo vuelve a sorprender con la presentación de su nueva consola portátil 3DS; una máquina de juegos, heredera de la actual DS, que integra una pantalla LCD táctil y otra con una tecnología que permite ver las imágenes en tres dimensiones, sin necesidad del uso de gafas especiales.

Nintendo 3DS estará disponible en Europa el 25 de marzo, en color azul y negro, y contará con un catálogo de 25 juegos en el día de su lanzamiento. Su precio en España no ha sido revelado al “depender de los distribuidores locales”, pero se especula que en EEUU su precio será de 249 dólares.

Tradicionalmente, las innovaciones de la compañía japonesa han despertado dudas sobre su viabilidad por parte de los miembros de la industria. Ocurrió con el empeño de Nintendo por mantener el cartucho en sus sistemas, cuando todos los fabricantes ya integraban CD, y todavía hoy sus consolas portátiles siguen utilizando cartuchos. Volvió a pasar en 2004 cuando lanzaron una consola de doble pantalla, que hasta hoy ha vendido más de 5 millones de unidades en España, según GfK, y de la que se han fabricado ya cuatro modelos diferentes. También hubo recelo cuando apostó por el control de movimiento en su Wii y su Balance Board, sistemas que han emulado después sus competidores Microsoft y Sony, con Kinect y Move, respectivamente.

“Hace una década experimentamos con el 3D para introducirlo en la consola GameCube, pero no era el momento adecuado”, ha señalado Laurent Fischer, director de Marketing de Nintendo Europa, durante el evento de presentación celebrado en Amsterdam. “Pero ahora en la DS nosotros podemos controlar las pantallas”.

La nueva consola cuenta con un cuerpo similar al de anteriores DS, pero hay diferencias. Incluye, por un lado, la pantalla inferior y táctil, que hace uso de un puntero para manejar los iconos. Por otro, la pantalla superior y panorámica, que presenta las imágenes en 3D. “Antes queríamos que los jugadores vivieran los partidos como si los estuvieran viendo en la televisión, ahora queremos que crean que están en el terreno de juego”, apuntó el responsable del próximo Pro Evolution Soccer 2011 3D.

La consola permitirá la reproducción de contenidos de vídeos en 3D

Además, incorpora una botonera convencional, un control de movimiento en forma de cruz y un nuevo joystick digital tipo pad para los movimientos de mayor precisión, similar al de la PSP de Sony. Un regulador permite ajustar la profundidad de la imagen 3D, igual que si de un control de volumen se tratara, de forma que el usuario puede decidir qué nivel de profundidad es el más adecuado en cada juego o incluso desactivar el efecto por completo. Unos nuevos sensores de aceleración y de giro reaccionan a los movimientos de la consola, de forma que cuando el jugador la mueve en sus manos los juegos compatibles responderán a estas acciones. La consola cuenta también con una ranura para tarjetas de memoria SD, donde se podrán almacenar contenidos, y es retrocompatible con los juegos de las anteriores DS.

Pero “hay mucho más que juegos en la nueva 3DS”, aseguró ayer Fischer. La instalación de tres cámaras, dos externas y una interna, permite que la consola pueda tomar fotografías 3D; imágenes que se utilizarán en la consola para “jugar con ellas”. Así, la función Atrapacaras permite la creación de avatares a través de fotos reales. El pack comercial de la Nintendo 3DS incluirá seis tarjetas de realidad aumentada, similares a las de EyePet o Invizimals en la PSP. Cuando las dos cámaras exteriores apuntan a estas tarjetas interpretan sus contenidos y superponen en la pantalla imágenes y animaciones a la escena “real”.

Otra de las novedades de la nueva criatura de Nintendo es que permitirá la reproducción de contenidos de vídeos en 3D. La compañía cuenta ya con numerosos acuerdos con productoras y canales de televisión que dispondrán de un catálogo de contenidos para que los usuarios puedan descargarlos en sus consolas y visionarlos en tres dimensiones.


Conseguir el efecto de las tres dimensiones en una pantalla plana sin el uso de gafas especiales es cuestión de engañar al cerebro humano. Para crear esta sensación, Nintendo aprovecha que las imágenes que ven el ojo izquierdo y el derecho son diferentes, debido a la separación entre ambos, y el cerebro las procesa juntas para ofrecer una imagen tridimensional. En la pantalla de la 3DS se ha incorporado una “barrera de paralelaje” que gestiona la luz que pasa por la pantalla, de forma que consigue que cada ojo vea realmente una imagen distinta. Al procesarse en el cerebro se crea una imagen con sensación de profundidad y la magia se hace realidad.