Público
Público

La OMS alarga la moratoria sobre el 'supervirus'

No fija un plazo y dice que la investigación del patógeno estará detenida durante "meses"

N. D.

El secreto que rodea a dos variantes del virus de la gripe H5N1 creadas en el laboratorio y transmisibles entre mamíferos continuará durante "meses". Así lo explicó ayer Keiji Fukuda, director adjunto de la Organización Mundial de la Salud durante una rueda de prensa en Ginebra. Ese es el principal resultado de una reunión de 22 expertos en gripe que discutieron durante dos días si dos polémicos estudios sobre variantes del H5N1 transmisibles entre hurones deben o no publicarse. Los dos trabajos originaron en diciembre una intensa polémica ya que, según EEUU, darlos a conocer podría aumentar el riesgo de ataques bioterroristas. Los estudios están desde entonces retenidos y una moratoria ha paralizado su estudio en el laboratorio.

Los expertos decidieron "por unanimidad" que la moratoria debe ser ampliada para dejar tiempo a nuevas reuniones internacionales sobre el tema y revisar la seguridad en los laboratorios donde está permitido trabajar con patógenos como el H5N1. Los dos donde se realizaron los trabajos censurados están en Holanda y EEUU. "Los virus se quedarán donde están y habrá una pausa en la investigación y la publicación", resumió ayer Fukuda, Añadió que la extensión de la moratoria no tiene un final fijado y que espera que el asunto se resuelva en "meses". A la reunión asistieron los dos autores de los trabajos retenidos, los directores de las revistas que iban a publicarlos y representantes de oficinas de la OMS en países asiáticos como Indonesia, China o Vietnam, donde suceden la mayoría de los casos de gripe aviar en humanos. A la reunión también asistió el jefe del panel de bioseguridad NSABB del Gobierno de EEUU, contrario a que se publiquen los dos estudios.

En contra de esa postura, el panel reunido en Ginebra ha decidido que los trabajos se publicarán completos y sin censuras, algo que recomendaba el NSABB por miedo a que los terroristas replicasen el virus. Este movimiento no tiene efectos prácticos, ya que los trabajos no se publicarán hasta que acabe el proceso de debate y análisis iniciado por la OMS. La agencia sanitaria de la ONU no ha fijado por ahora la fecha de un nuevo encuentro.

"El riesgo de extender la moratoria es mínimo", explicó Fukuda, que cree que la parálisis en la investigación no reducirá los sistemas de alerta y prevención contra una posible variante natural del H5N1 que se transmitiera entre humanos. "Se tomarán algunas medidas para reforzar los sistemas de vigilancia", que comenzarán a buscar las mutaciones ya descritas en los dos trabajos censurados para alertar de variantes peligrosas, dijo.