Público
Público

Un posible pariente del 'hobbit' de Flores era sólo un enano

Nuevos restos en otra isla del Pacífico cuestionan la teoría del ‘Homo floresiensis’

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los debates más candentes de la paleoantropología actual se refiere al llamado Hombre de Flores, un homínido bautizado con el nombre de la isla de Indonesia donde hace cuatro años se hallaron sus huesos fósiles, fechados en 18.000 años. Su pequeña estatura, en torno a un metro, indujo a sus descubridores a proponer que se trataba de una nueva especie, a la que llamaron Homo floresiensis. Popularmente se le conoce como el hobbit, por los personajes de Tolkien en El Señor de los Anillos.

Hace pocos días, científicos australianos proponían en la revista Proceedings of the Royal Society B que el Hombre de Flores no era sino un Homo sapiens afectado de cretinismo, alteración en el desarrollo causada por una grave deficiencia de yodo en la dieta.

Ahora, científicos de Suráfrica y EEUU publican en PLoS ONE el hallazgo de restos de 25 esqueletos humanos en una cueva del archipiélago de Palau, a 2.000 kilómetros de Flores. Los huesos, con una edad de entre 900 y 2.900 años, tienen rasgos parecidos al floresiensis, pero no idénticos.

Comparando sus piezas con las de humanos actuales, los investigadores concluyen que el Hombre de Palau no es otra cosa que un sapiens. Alegan que tanto esta población como la de Flores padecían enanismo insular provocado por carencias dietéticas.

Uno de los descubridores de los huesos de Flores, el australiano Bert Roberts, ha respondido que la nueva hipótesis es válida para los humanos de Palau, pero mantiene que los de Flores pertenecían a una especie distinta. Otros expertos sugieren que los restos de Palau podrían corresponder a niños.