Público
Público

Nobel de Física La canadiense Strickland, primera mujer en recibir el Nobel de Física en 55 años

La Real Academia de las Ciencias de Suecia reconoce los avances en tecnología de la física láser. La mitad del premio ha recaído en el estadounidense Arthur Ashkin por sus "pinzas ópticas", mientras que Strickland y su colega francés Gerard Mourou comparten la otra mitad por su método para generar impulsos ópticos ultra cortos y de alta intensidad

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Los ganadores del Nobel de Física de este año - Reuters/ Hanna Franzen

Han tenido que pasar 55 años para que un nombre femenino aparezca en los Preimos Nobel de Física. La canadiense Donna Strickland se ha convertido en la tercera mujer que pasa a la historia de los galardones más distinguidos en el campo de las ciencias, junto a Marie Curie y Maria Goeppert-Mayer.

La Real Academia de las Ciencias de Suecia ha comunicado este martes que el Nobel de Física se reparte entre tres científicos que han desarrollado "invenciones innovadoras en el campo de la física láser" que permiten aplicar esa tecnología en la medicina y otras áreas.

La mitad del galardón ha recaído en estadounidense Arthur Ashkin y sus "pinzas ópticas y su aplicación en sistemas biológicos", mientras que la otra mitad del premio lo comparten la mencionada Strickland y el francés Gerard Mourou por "su método para generar impulsos ópticos ultra cortos y de alta intensidad", que han "abierto nuevas áreas de investigación y llevado a muchas aplicaciones industriales y médicas".

Ashkin nació en 1922 en Nueva York y se doctoró en la estadounidense Universidad de Cornell tras sus estudios en el Columbia College. Es el mayor de los tres galardonados y trabajó en los Laboratorios Bell hasta que creó  su propio laboratorio. Junto con su colega Steven Chu, que recibió el Premio Nobel en 1997, desarrolló la llamada "pinza óptica" con la que mostró en 1967 como se podían mover, con láser, bolas microscópicas de láser. Posteriormente, Ashkin empezó a utilizar la "pinza óptica" en objetos biológicos, de forma que hizo posible la manipulación de organismos microscópicos como virus y bacterias.

Según la Real Academia Sueca de las Ciencias en la actualidad se usa la pinza óptica en muchos laboratorios para estudiar procesos biológicos como la actividad de las proteínas, el ADN o la vida interior de las células.

Mourou nació en Albertville (Francia) en 1944 y se doctoró en la Universidad de París en Orsay. Trabajó en varias universidades estadounidenses, entre ellas la Universidad de Michigan, y actualmente es director del Laboratorio de Óptica Aplicada de la Escuela Politécnica de París y del Centro Nacional de Investigaciones Científicas.

El Nobel lo recibió por ser uno de los inventores del llamado CPA, para generar breves impulsos láser de gran intensidad, un avance que desarrolló junto a la canadiense Donna Strickland.

Strickland, nacida en Guelph en 1959, estudió primero ingeniería y luego se doctoró en 1989 en física en la Universidad de Rochester, donde su colega Mourou fue profesor. Ambos impulsaro el CPA en 1985 y, según la academia, las áreas de aplicación que tiene esta tecnología no han sido todavía completamente exploradas. En la actualidad,  Strickland es profesora asociada en la Universidad de Waterloo, en Otario.

El galardón de Medicina abrió ayer la ronda de anuncios de la presente edición de estos prestigiosos premios, al que seguirán, tras el de hoy de Física, los correspondientes a Química, de la Paz y finalmente Economía, que se dará a conocer el lunes de la semana que viene.

Cada uno de los galardones está dotado este año con 9 millones de coronas suecas (870.000 euros), a repartir en caso de que haya más de un premiado.

Los premios son entregados el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo, donde se otorga y entrega el de la Paz.

Sin Nobel de Literatura

La presente edición de los Nobel es atípica, ya que no se entregará el galardón de Literatura, aplazado hasta el año que viene por el escándalo que rodea a la Academia Sueca, la institución que lo otorga.

La decisión se adoptó después de que en noviembre un periódico publicara la denuncia de 18 mujeres por abusos contra una persona luego identificada como Jean-Claude Arnault, artista francés vinculado a la academia a través de su club literario y esposo de una de sus miembros, Katarina Frostenson.

Arnault fue condenado justamente ayer lunes a dos años de cárcel por un tribunal de Estocolmo.