Público
Público

Refugiados y científicos contra el racismo en Europa

Aprender lengua alemana, incorporarse a la universidad,  asistir a programas con ciudadanos alemanes y ayudarles a encontrar un trabajo acorde con su nivel de estudios son algunos de los objetivos que persiguen varias organizaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios refugiados sirios llegan al centro de primera acogida de la localidad de Friedland, Alemania. EFE/Swen Pfoertner

Alemania, el país que más refugiados de guerra ha recogido en el último año -1,1 millones en 2015 según cifras de la Oficina Federal de Migración y Refugiados germana–, sigue afanándose en la difícil tarea de integrar a estas personas en su sociedad.

Para ello, en el país, se han puesto en marcha varios centros y actividades destinadas a la investigación e incorporación de los refugiados al sistema laboral y educativo del país

​En Dresde, ciudad alemana donde se fundó el movimiento xenófobo Pegida -Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente–, la Universidad Técnica de Dresde (TUD) se ha creado el Centro de Estudios de Integración, una institución multidisciplinar cuyo objetivo es entender científicamente el proceso de integración de los refugiados en la sociedad para diseñar políticas que lleven a una mayor eficacia. 

"¿Qué es lo que requieren los refugiados para encontrar su lugar en la sociedad? ¿Cómo difieren sus necesidades de otros grupos de emigrantes? ¿Qué desafíos enfrentará nuestra cultura, religión y la sociedad en su conjunto? ¿Cómo cambiaremos como sociedad? Las respuestas a estas preguntas son fundamentales”, señaló la ministra de Ciencia alemana de Sajonia, Eva Maria Strange, en el lanzamiento del centro, que comenzó a seleccionar personal en abril.

Con un presupuesto inicial de casi medio millón de euros (425.000) de aquí a 2017, el centro estudiará los aspectos sociológicos, lingüísticos e interculturales, pero también todo lo relacionado con legislación, economía, historia, religión, y las conexiones entre ellos.

Incorporación al ámbito laboral y universitario

Sin embargo, el éxito de estas medidas pasa por encontrar puestos de trabajo adecuados y cualificados para los refugiados y así reducir su dependencia de ayudas gubernamentales, tal y como ha señalado Randy Camps, director de investigación del Instituto de Políticas de Migración de los EE UU.

En este sentido, el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) ha creado una serie de programas y medidas especiales destinadas a refugiados. Clases de lengua alemana, ayuda con el proceso de admisión universitaria, cursos en inglés, pruebas para determinar la aptitud escolar, programas de mentoría en los que un alemán asiste a un refugiado, y asesoría sobre legislación, son algunos de los objetivos de esta organización.

Los analistas apuntan a que la buena integración de los refugiados en Europa puede reportar grandes beneficios económicos, algo que también ha validado el Fondo Monetario Internacional.