Público
Público

Un resultado "creíble" que puede deberse al azar

PÚBLICO

¿Qué ha declarado la OMS como "posiblemente cancerígeno"?
La Organización Mundial de la Salud ha incluido dentro del grupo de sustancias "posiblemente cancerígenas" los "campos electromagnéticos de radiofrecuencia". Incluye las ondas generadas por la comunicación con teléfonos móviles e inalámbricos, pero también las ondas de radio y televisión. Sin embargo, sólo ha encontrado pruebas limitadas de la toxicidad de las primeras.

¿Cuándo podría ser un teléfono más peligroso?
La cantidad de ondas que emite un móvil depende de cuántas antenas fijas en edificios y otros puntos elevados haya para transmitirlas. Cuanto más se aleja un dispositivo de la antena más cercana, mayor es el volumen de emisión del aparato, que busca cobertura. "Cuando uno se aleja más de diez metros de una antena, el volumen de radiación emitido por esta es menor que el del móvil, cuyo impacto es mayor porque lo llevamos encima", señala Juan Represa, experto en bioelectromagnetismo del CSIC.

¿Cuáles son los límites?
El Gobierno de cada país determina los límites máximos de ondas que puede emitir un móvil. Cuando el aparato supera ese umbral deja de emitir y se queda fuera de cobertura. Las primeras generaciones tenían un límite de ocho vatios por metro cuadrado, lo que hacía "muy difícil quedarse sin cobertura", señala Represa. El límite actual en la UE es de dos vatios por metro cuadrado, comenta, y en EEUU es de 1,6. "En todo caso, estos márgenes están entre 50 y 100 veces por debajo del límite de riesgo", señala Represa, quien indica que, según lo dicho por la OMS, un móvil es más peligroso cuando está a punto de quedarse sin cobertura.

¿Cómo pueden evitarse las ondas?
Un teléfono móvil sólo deja de emitir señales cuando está totalmente apagado. Ante las pruebas presentadas ayer, responsables del estudio de la OMS señalaron la conveniencia de usar auriculares ‘manos libres' para evitar la cercanía del aparato a la cabeza o el uso de mensajes de texto.

¿Afecta el móvil a todo el cuerpo?
La OMS sólo ha encontrado indicios de que el uso del móvil o el teléfono inalámbrico cause gliomas, tumores cerebrales malignos, y neurinoma del acústico, un tumor benigno del oído. No hay pruebas suficientes de que el móvil pueda causar otras lesiones.

¿Qué pruebas aporta?
La agencia de la ONU asegura que ha analizado "cientos" de artículos científicos publicados entre 1997 y 2004. Aún no ha aportado la referencia de esos estudios. En su nota de ayer, señala que la lista completa será publciada en una monografía sobre el tema aún sin fecha de aparición. Los trabajos incluían estudios con humanos y otros practicados en animales. Un grupo de trabajo formado por 31 científicos de 14 países se ha reunido en Lyon, Francia, entre el 24 y el 31 de mayo, para fijar la decisión final.

¿Qué posibilidad real de cáncer hay?
Los expertos de la OMS advierten de que sus conclusiones se basan en pruebas "limitadas". Esto quiere decir que se ha observado una asociación "positiva" entre el agente en cuestión y el cáncer, es decir, que hay una conexión causa-efecto "creíble", según la OMS. Sin embargo la posibilidad de que el resultado se deba al "azar" o desviaciones estadísticas no puede excluirse "con confianza razonable".