Público
Público

Sony intenta quitar hierro al robo de millones de datos personales

La compañía japonesa dice que los datos bancarios de sus 77 millones de usuarios estaban encriptados pero el resto no.

PÚBLICO.ES / EFE

Después de la que se le ha venido encima a Sony esta semana, la compañía japonesa trata de quitar hierro al hecho de que un cracker haya podido robar millones de datos personales y bancarios.

Sony afirmó este viernes que los datos bancarios de los usuarios de su plataforma online de videojuegos PlayStation Network están encriptados e insistió en que, por ahora, no hay pruebas de que hayan sido robados.

La compañía japonesa puso en alerta esta semana a todo el mundo y a todos sus usuarios pero ahora intenta rebajar la preocupación.

Según la agencia local Kyodo, la compañía nipona ha recordado que todas las tablas con datos de tarjetas de créditos estaban codificadas y que no hay evidencias de que hayan sido obtenidas por hackers.

El gigante nipón indicó en su web estadounidense, sin embargo, que tampoco puede descartar la posibilidad de que los datos estén en posesión de piratas informáticos. Es decir, que ni confirma ni desmiente, con lo que de momento reina el caos.

Sony también reconoció que otras informaciones personales como nombres, direcciones de correo electrónico o contraseñas no estaban codificadas.

El pasado miércoles, Sony indicó que la información personal de sus 77 millones de usuarios de la red online de videojuegos PlayStation Network podría haberse filtrado en un ataque informático, con números de tarjetas de crédito incluidos, por lo que recomendó vigilar los extractos bancarios.

De estos 77 millones, se calcula que hay unos tres millones de españoles.

El ataque también afectó al servicio Qriocity, lanzado en 2010 y que permite descargar y reproducir películas y música a través de varios modelos de televisor Bravia, del reproductor de Blu-ray y del Home Theater fabricados por Sony.

La compañía señaló que trabaja en cooperación con las autoridades judiciales para encontrar a los responsables del ataque a la red online de PlayStation, que tiene usuarios de unos 60 países, y a Qriocity.

Ambas plataformas fueron apagadas la semana pasada tras descubrirse el pirateo, ocurrido entre el 17 y el 19 de abril, aunque espera restablecerlas parcialmente en aproximadamente una semana si confirma que vuelven a ser seguras.

Pero, al parecer, Sony y sus usuarios no son los únicos que tiene razones para estar preocupados. Microsoft también alertó este miércoles de que se ha podido producir un fallo en su sistema de juegos online, y que esto podría haber llevado a robo de datos personales.