Público
Público

Los padres chinos "derraman lágrimas" pidiendo el control de Internet

El Gobierno chino asegura que los padres "suplican" pidiendo que protejan a sus hijos de las obscenidades de Internet

REUTERS

Los padres chinos "derraman lágrimas" mientras suplican al Gobierno que proteja a sus hijos de las obscenidades de Internet, afirmó el jueves un ministro, justificando así los límites al acceso a Internet en China.

El Gobierno del gigante asiático ha cerrado cientos de páginas web en una campaña contra la pornografía y el "contenido vulgar" de la Red que en algunos casos ha afectado a páginas disidentes, despertando las críticas sobre que Pekín está reprimiendo con dureza la libertad de expresión.

La campaña forma parte de un refuerzo del control mediático oficial antes del 60 aniversario de la fundación de la China comunista, que se celebra en octubre. Pero Li Yizhong, ministro de Industria y Tecnología de la Informaión, afirmó que cualquier temor por los controles sobre Internet son injustificados.

"Algunas personas amplían y politizan el tema e incluso atacan nuestros controles de gestión en Internet", dijo en una rueda de prensa. "Esto no se corresponde con la realidad y es irresponsabe". El Gobierno sólo está impidiendo que la "obscenidad" "envenene a los jóvenes", afirmó.

"El Gobierno recibe muchas súplicas de padres que derraman lágrimas, diciendo 'salven a mis hijos'", añadió. "Creo que esto no es sólo una petición de los padres, sino de todos los demás, en el deseo común de la sociedad".

El pasado junio, el Gobierno dio marcha atrás en su proyecto de obligar a que el programa de filtro en línea "Green Dam" ("Dique Verde") fuera preinstalado en todos los ordenadores nuevos, en teoría para bloquear el contenido pornográfico o vulgar.

Li señaló que las escuelas, cibercafés y otros lugares públicos deben instalarlo de todas maneras, aunque no se obligará a los consumidores comunes a tenerlo preinstalado. "Creo que esto se manejará de la forma adecuada", dijo sin entrar en detalles.