Público
Público

Pasar la vida en redes como MySpace o Facebook

Estas comunidades on-line, diseñadas para contactar con los amigos, amplían sus servicios

BLANCA SALVATIERRA

Las redes sociales nacieron con la filosofía de que los usuarios pudieran reunir en una sola página a amigos y conocidos para mantenerse en contacto. Tras convertirse en uno de los fenómenos más importantes de la llamada Web 2.0 (MySpace tiene 2,2 millones de usuarios en España según Nielsen, y Facebook 1,6 millones, según sus cifras), estas comunidades han dado el salto a otros servicios, para intentar que sus usuarios no tengan que marcharse de sus páginas para jugar, escuchar música, o ver fotos y vídeos.

A medio camino entre la retención del usuario y la ampliación de servicios, las redes sociales se han convertido en plataformas de distribución de contenidos que permiten al navegante obtener lo que busca, pero también pasar más tiempo dentro sus páginas. Según la empresa de medición de audiencias Hitwise, con datos relativos a EEUU, el tiempo medio de los usuarios en las redes sociales ronda los 20 minutos diarios, aunque en MySpace superan los 30.

El director de contenidos de MySpace, Borja Prieto, destaca que su página ya nació como un catálogo de contenidos creados por los usuarios. "Desde el comienzo, MySpace ha tratado de ser algo más; es uno de los elementos que ha influido en su crecimiento". Es consciente de que el hecho de ofrecer más servicios influye en el tiempo que el usuario navega por la página.

El fundador de Facebook, Mark Zuckeberg, detallaba durante su reciente visita a Madrid que "la misión principal de Facebook es ayudar a la gente a compartir información", mientras presentaba un conjunto de aplicaciones para añadir nuevos desarrollos a su red.

Facebook está en conversaciones con varios sellos discográficos para ofrecer música desde su página a cambio de publicidad. Con esta decisión, la compañía se suma de forma tímida a la estrategia puesta en marcha por MySpace el mes pasado en EEUU.

MySpace ha entrado en el negocio del principal distribuidor de música on-line en EEUU, iTunes, al ofrecer un servicio de descarga de canciones. Los usuarios de su servicio de música pueden escuchar temas gratis pero, si lo desean, también pueden comprarlas a través de Amazon (este servicio llegará a España en 2009 con otro proveedor).

Dos negocios
Con más de 160.000 perfiles musicales inscritos en España, MySpace ya se promocionaba como una plataforma para artistas. El lanzamiento de este servicio supone la unión de dos negocios. Mientras uno puede ampliar las ventas de su tienda, otro ofrece más opciones: "Nos adaptamos a los tiempos que corren", resume Prieto cuando se le pregunta por esta expansión.

Facebook, por su parte, ha anunciado que aloja 10.000 millones de imágenes, algo que podría interpretarse como una posible competencia a Flickr, el álbum fotográfico de Yahoo. La red social española Tuenti, en la que los usuarios pasan una hora diaria de media según la compañía, incorpora un millón de fotos al día.

Los expertos mantienen que, mientras que en las redes sociales los servicios añadidos son sólo un complemento, en las páginas dedicadas todo gira en torno al mismo objetivo, por lo que no puede considerarse competencia directa. Prieto defiende que su web amplía sus posibilidades con la incorporación de nuevas prestaciones: "El usuario puede crear una web propia en la que se han mejorado características de otras páginas".

En la denominada Web 2.0, el usuario pasa de ser un consumidor a convertirse en el protagonista de Internet, tanto relacionándose con otros usuarios como generando sus propios contenidos. Weblin es una compañía alemana que ha ideado y desarrollado un sistema para representar al usuario cuando navega mediante un avatar, de forma que pueda interactuar virtualmente con otros avatares en las páginas web que visita.

La responsable de comunicación de Weblin, Christine Stumpf, detalla que se trata de “una red social en capas” para que el usuario amplíe su espectro de relaciones personales, ya sea comentando un vídeo de YouTube o una noticia de un periódico, de forma pública o privada. “Con los programas de mensajería instantánea, es casi imposible hacer nuevos amigos”, añade Stumpf, “algo para lo que Weblin ha sido diseñado”. Cada usuario, representado por su imagen virtual, es visible a otros visitantes, aunque desde la compañía se insiste en que cada persona puede configurar su nivel de privacidad. El siguiente paso para Weblin va a consistir en integrar en su sistema a los avatares creados en Second Life, de forma que los usuarios no tengan que limitar su comunicación a un mundo cerrado.