Público
Público

Santiago Segura: "El mercado del cine ve con envidia el sector del videojuego"

El conocido showman, Gonzalo Suárez y Nacho Vigalondo han participado en una charla sobre entretenimiento interactivo.

BLANCA SALVATIERRA

"Que los videojuegos son cultura es algo tan obvio que no necesita ni debatirse, así que vámonos". Así abría Santiago Segura,  actor, director y showman, la mesa redonda ‘Los videojuegos como pieza clave de la industria cultural', que ha tenido lugar en Gamelab 2008.

Junto a Nacho Vigalondo, director y guionista de Los cronocrímenes, y Gonzalo Suárez, creador de la saga Commandos y actual presidente de Arvirago Entertainment, los tres creadores han expresado sus opiniones en una charla en la que se ha tratado desde la importancia de los videojuegos en cuanto a facturación a su relación con otras áreas de la cultura.

Con respecto a la relación que se establece entre cine y videojuegos, Suárez ha mantenido que se trata de "dos ámbitos que se entremezclan en una industria común", aunque Segura ha añadido que "el mercado del cine ve con envidia el sector del videojuego". Aunque no se trata de una asociación que se realice de forma compulsiva, los tres creadores han destacado cómo se tiende a una integración entre cómic, cine y videojuegos.

"Me dijeron como una crítica negativa a mi película Los cronocrímenes que le faltaba contenido dramático y que tendría que haber sido un videojuego", ha destacado Vigalondo para referirse al desconocimiento que existe en ocasiones de la industria del videojuego. Además, en cuanto al camino opuesto, también ha añadido que "los intentos de que un videojuego parezca una película no tienen sentido", refiriéndose a que cada una de las áreas debe seguir su propio camino.

En cuanto al desarrollo de videojuegos en España, Suárez, creador del tercer juego más vendido del mundo en PC, ha insistido en que no se está potenciando el sector de los videojuegos desde los ámbitos ministeriales. "Fuera de España se creen que Commandos es una creación inglesa". A ello, Vigalondo ha añadido que esta cuestión no se reduce al mundo de los videojuegos, sino que es una cuestión de la cultura en general: "Hay una gran generación de cortometrajistas que se están teniendo que marchar a EEUU" para buscar financiación.

Esto es lo que tuvieron que hacer los creadores de Clive Barker's Jericho, un juego español realizado por MercurySteam lanzado el pasado año. "Buena parte de la gente cree que es un desarrollo de Codemasters", afirma Suárez.