Público
Público

El transbordador Discovery se acopla con éxito a la Estación Espacial Internacional

La nave instalará un laboratorio japonés y realizará reparaciones y mantenimiento en la EEI 

PÚBLICO.ES/ EFE

El transbordador estadounidense Discovery se ha acoplado a la Estación Espacial Internacional (EEI), donde sus tripulantes instalarán la segunda sección del laboratorio japonés Kibo ("Esperanza").

El Discovery atracó en la plataforma orbital a las 18:03 hora GMT, nueve minutos más tarde de lo previsto, informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia, citado por la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Los astronautas del Discovery, seis estadounidenses y el japonés Akihiko Hoshide, accederán a la EEI unas dos horas después del acoplamiento y tras las pertinentes comprobaciones de hermetismo.

El laboratorio japonés Kibo, que se sumará al módulo Columbus de la Agencia Espacial Europea, mide 11 metros de largo, pesa unas 14,5 toneladas y tiene dos ventanas, un brazo robótico y su propio compartimento de presurización.

Kibo cuenta con 23 plataformas para investigaciones sobre medicina espacial, biología, observaciones de la Tierra, producción de materiales, biotecnología y comunicaciones.

El Discovery también transporta a la EEI un accesorio para bombear el agua del inodoro de la estación, que lleva estropeado más de una semana, tiempo durante la cual los tres ocupantes de la estación han tenido que verter agua manualmente varias veces al día.

La NASA confía en que el accesorio, que fue trasladado a Florida desde el mismísimo Moscú, permita que el baño vuelva a funcionar con normalidad.

La misión del Discovery incluye tres jornadas de labores extravehiculares para instalar la segunda sección del Kibo, trabajar en el sistema de refrigeración de la plataforma y reparar varios de los paneles solares de la estación.

Las caminatas correrán a cargo del astronauta Mike Fossum y el especialista Ron Garan.

Cuando Kibo esté totalmente ensamblado, se habrán completado un 71% de los trabajos de la EEI y quedarán siete misiones de construcción pendientes.

La NASA quiere que la estación espacial esté totalmente acabada para finales de septiembre del 2010, cuando prevé retirar su flota de transbordadores.

El avituallamiento y el relevo de tripulaciones del complejo en órbita será realizado por las cápsulas rusas Soyuz hasta su sustitución por las nuevas naves estadounidenses del programa Constellation a partir de 2015, según los planes de la NASA.

Antes de acoplarse, la nave realizó una pirueta de 360 grados durante la cual los inquilinos de la EEI tomaron fotografías de alta resolución de la cubierta térmica del Discovery con el fin de detectar posibles daños ocurridos durante el lanzamiento.

Esa maniobra, que se prolongó por espacio de ocho minutos, se ha hecho rutinaria en las misiones de transbordador desde el desastre en febrero de 2003 del Columbia, que estalló cuando la nave retornó a la atmósfera.