Público
Público

Volver a la Luna

La NASA inicia las pruebas del cohete que impulsará a sus nuevostransbordadores que permitirán nuevas misiones en nuestro satélite

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Técnicos de la NASA iniciaron hoy las pruebas del cohete Ares I que impulsará a sus nuevas naves espaciales, menos de 24 horas después de la exitosa misión del Endeavour a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Esas pruebas se centraron en los procedimientos para cargar el combustible que se utilizará en los cohetes, cuyo sistema tiene un diseño similar al de los misiles Peacekeeper de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, informó la NASA en un comunicado.

Los transbordadores, que todavía deben realizar 10 misiones al complejo y otra al telescopio Hubble a finales de este año, serán retirados en 2010 y sustituidos por el programa Constellation que utilizará las naves Orion impulsadas hasta una órbita terrestre baja por el cohete Ares I.

La NASA tiene prevista la primera prueba de vuelo no tripulado del cohete para abril de 2009 y las naves Orion serán similares a las cápsulas del programa Apolo.

El cohete de más de 100 metros de altura utilizará combustible sólido en su primera etapa y combustible líquido en la segunda y la nave Orion viajará instalada en su extremo superior tal y como lo hicieron las cápsulas Apolo.

Retorno a la Luna 

El cohete Ares I también podrá llevar astronautas hasta la EEI en la primera etapa de un futuro viaje para el retorno del hombre a la Luna previsto para el 2020.

Antes de iniciarse las pruebas de vuelo los ingenieros de la NASA tendrán que determinar las formas más seguras de cargar el combustible en el cohete impulsor.

Y es en esa etapa donde se encuentran ahora las actividades de los técnicos de la agencia espacial estadounidense, según manifestó David Tomisic, ingeniero de sistemas de fluidos en el Centro Espacial Kennedy (Florida).

Tomisic indicó que los trabajos se han centrado particularmente en los estanques de helio para determinar cómo reaccionarán bajo presión, así como los de titanio que contendrán combustible superfrío y oxidante.

Por ahora, para evitar emergencias, los ingenieros están utilizando agua en vez de los combustibles finales, señaló Tomisic.

'Hemos aprendido a hacer algunos ajustes en nuestro equipo y todo está funcionando bien', agregó.

Las pruebas comenzaron un día después del feliz descenso del Endeavour tras una exitosa misión de 16 días a la EEI, que deberá quedar terminada antes de la retirada de los transbordadores que han estado operando durante más de 25 años.