Público
Público

Absentia Stana Katic, sobre su personaje en 'Absentia': "Emily nunca se pondrá un delantal y hará brownies"

AXN estrena esta noche la segunda temporada de 'Absentia' (a las 22.55 horas) con una Emily Byrne (Stana Katic) totalmente dañada que intenta recomponer lo que queda de ella y de su vida.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Segunda temporada de 'Absentia'

Con los responsables del calvario sufrido durante seis largos años fuera de juego, la antes agente del FBI Emily Byrne debe reincorporarse al día a día de una madre con un hijo cuya infancia se perdió, con un exmarido que rehizo su vida (Patrick Heusinger) y con un trauma imposible no ya de olvidar sino de superar mínimamente. Para hablar de la segunda temporada de Absentia y de esta mujer tan compleja que es Emily ha estado en Madrid la actriz que le da vida en la pantalla, Stana Katic.

"Siempre ha sido un personaje tipo punk rock, incluso antes de que la secuestraran",  explica Katic 

"Este personaje no puede volver a ser normal. En realidad, nunca lo ha sido. Siempre ha sido un personaje tipo punk rock, incluso antes de que la secuestraran. Hay sugerencias, indicios, de que siempre fue un personaje muy extremo. Ella nunca se pondrá un delantal y hará brownies. Querrá probarlo, pero siempre será más punk rock. Incluso la relación con su hijo toma ese aspecto", explica Katic en una conversación con Público y un reducido grupo de medios. Tanto es así que cuenta la actriz que hablando sobre cómo la veía Patrick McAuley -su hijo Flynn en la ficción- este decía que ella era como Batman y él como un mini-Batman. Aunque la comparación más justa sería, por estética y aptitud, la de Lisbeth Salander (Millennium).

En la relación madre-hijo, esa que Katic describe como "un entendimiento no verbal, no expresado", es donde se sustentará una buena parte de la trama de esta segunda temporada. La primera se centró mucho más en la investigación del caso, en encontrar a quienes tuvieron secuestrada a Emily durante tantos años y en descubrir qué clase de sádico proyecto se encontraba tras el tanque de agua en el que torturaron a la agente y después a Flynn. Con este misterio resuelto, Absentia cambian su punto de vista y se adentra en otros terrenos.

Emily debe enfrentarse a su vuelta a la sociedad. El periodo de gracia que le concedieron las circunstancias de su secuestro se ha agotado y no sirve como excusa lo pasado. Debe pasar página y tirar hacia delante. Quiere recuperar una vida más o menos normal, con su hijo, pero no va a ser fácil. Esa última escena en la cocina en la primera temporada la dejó aún más tocada y está claro que se enfrenta a un estrés postraumático de libro. No es para menos con todo lo que ha sufrido.

La Emily que se ve en el primer episodio de la segunda temporada -mostrado por AXN a los medios antes de su estreno- da una idea de que algo ha pasado entre esa última escena en la casa familiar y la primera en su nuevo piso. Algo que ha marcado a todos aún más. Han cambiado los personajes, pero también el foco desde el que se cuenta la trama, que no es solo la de la agente Byrne.

"En la primera temporada vemos a Emily desde un punto de vista muy objetivo, ahora, ella es un misterio para sí misma", afirmó Katic

"En la primera temporada vemos a Emily desde un punto de vista muy objetivo. Ella es el misterio. Ahora, en la segunda temporada, ella es un misterio para sí misma. Vemos cómo intenta encajar todas estas piezas de su historia", explica Katic, quien añade que en esta nueva tanda de 10 episodios apuestan por mostrar "ese trastorno de estrés postraumático a través de una manera pintoresca metiéndose mucho dentro, con movimientos de cámara". Para la actriz de Castle todo esto ha sido un proceso creativo muy interesante en el que ella se vio doblemente involucrada. Como actriz, pero también como productora ejecutiva que es de la serie. El objetivo final era "intentar encontrar lo que significaba este personaje y hacer que pareciese real".

La que ahora se estrena es la segunda, pero ya han hablado de una tercera. Sobre hasta dónde puede llegar Absetia Katic tiene claro que hasta donde la historia les pida. Ella, que viene de una serie anterior que duró ocho temporadas, argumenta que como narradora no quiere "alargar un proceso si es innecesario". Eso sí, promete que "mientras tengamos una historia para contar, debemos contarla" y considera que en el caso de su nueva producción "hay mucha historia para explorar".

Los diez primeros capítulos fueron muy potentes emocional y psicológicamente, pero todo apunta -al menos por lo visto en el arranque de esta segunda parte- que los que hoy estrena AXN lo serán aún más. "Hay mucha acción", avanza su protagonista, que también reconoce que "la primera fue nueva en muchas formas y eso fue como un proceso de aprendizaje. Por lo tanto, fue agradable volver a una segunda donde ya nos conocíamos, teníamos una complicidad. Esa familiaridad hace que sea más fácil entrar aunque la trayectoria de la narrativa es más desafiante esta temporada".

Los diez primeros capítulos fueron muy potentes emocional y psicológicamente, pero todo apunta que los que hoy estrena AXN lo serán aún más

Uno de los valores que aporta Absentia como serie es la fuerte carga emocional que implica para todos los personajes, no solo para su protagonista principal. Algo que hace sin olvidarse de las escenas de acción más física, esas para las que contaron con un entrenador que trabajó antes con el reparto de Juego de Tronos. Además, como explica Katic, el personaje principal goza de muchas caras. "Es muy fuerte y al mismo tiempo es muy vulnerable y frágil. Es interesante porque no solamente es una antiheroína, también es una madre. ¿Qué ser humano no es así? Todos tienen muchas facetas. Es interesante explorar eso y ver cómo se relaciona con su padre, su hermano, su hijo, con amantes…".

Porque al final esta no es solo la serie protagonizada por Emily Byrne, sino que todos y cada uno de los que la rodean tienen su propia historia y lo que trata el guion es mostrar a "un grupo de personas que pasan por una locura". Al final, ese estrés postraumático que afecta a Emily salpica a todos. Porque cada uno, a su manera y en una escala diferente, ha pasado también por un hecho traumático. En ver cómo les afecta a cada uno y cómo lo afrontan es donde reside la razón de ser de Absentia.

Además, si en la primera temporada el caso a resolver era el de la desaparición y posterior aparición de su protagonista, en esta segunda se abre uno nuevo con un asesino silencioso y despiadado que siembra el terror en el país.