Público
Público

Un animador de confianza y respetado

Casi 30 años dedicado a la disciplina, desde la publicidad al cine

S. B.

Manuel Sirgo (Valladolid, 1965) no es ningún recién llegado al sector de la animación en España. Empezó en 1982 y desde entonces ha trabajado en Disney, Warner y TVE, entre otros. En 1996 fundó su propia empresa, 12 Pingüinos, desde la que desarrolló el corto de animación Pollo, que le valió el Goya al Mejor Corto de Animación en 2002.

Pero a pesar de desarrollar proyectos propios, como el corto Click, que participó en festivales especializados como Animacor, Sirgo es sobre todo conocido en la industria por ser un prestador de servicios de animación en 2-D para cortos, publicidad y largometrajes.

"Es un profesional serio y de larga trayectoria, que conocemos todos los que nos dedicamos a este sector", asegura Manuel Cristóbal, productor de Perro Verde Films, responsable de El lince perdido.

"Es una persona muy trabajadora", indica, el director de animación Pedro Delgado. Ambos le dan un voto de confianza: "La única explicación es que le hayan robado el código de acceso a la Academia".