Público
Público

Antena 3 ‘45 revoluciones’ defiende que para triunfar hay que creérselo y arriesgar

Esta noche, en ‘prime time’, Antena 3 estrena ‘45 revoluciones’, un drama musical ambientado en el nacimiento de una discográfica en los años sesenta en Madrid con un trío protagonista que cae bien rápidamente.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

Imagen de ‘45 revoluciones’, que se esta noche en Antena 3. / Atresmedia

Un melenudo armado con su guitarra está hablando con un productor musical a la salida del Circo Price en Madrid cuando los grises irrumpen porra en mano repartiendo a diestro y siniestro. Así es una de las primeras escenas de 45 revoluciones, nueva serie de Atresmedia y Bambú Producciones que apuesta por la historia de unos soñadores en una época compleja en lo político y lo social.

Lo que se ha visto inmediatamente antes es a ese mismo joven colarse en el escenario para tocar un tema mientras coetáneos enloquecidos y dándolo todo se entregaban a la diversión de un concierto en directo. Esto ocurre en Madrid, en noviembre de 1962. La capital, que lleva más de dos décadas sumida en el régimen, se ha convertido en un caldero en ebullición en el que se aprecia, dentro del panorama musical, que algo está cambiando. Los chavales de hoy en día no quieren escuchar a Marisol o Juanito Valderrama. Ellos son más de Los Pekenikes y Elvis Presley.

La gran apuesta de 45 revoluciones son sus tres protagonistas; una época colorida en cuanto a la moda pero gris en casi todo lo demás; una puesta en escena que tira de la pantalla partida y una banda sonora potente y pegadiza. Es una serie ambientada en una discográfica, por eso la música no podía faltar como no lo podían hacer la minifaldas, las botas altas, las melenas y los bigotes.

Inspirada en hechos reales, 45 revoluciones toma de la realidad la fundación del sello Novola a manos de Luis Sartorius y Maryni Callejo, productores de un fenómeno como Los Brincos. En la ficción la nueva discográfica se llama Futura y los protagonistas son más de dos. Por un lado está Rober, el joven que sueña con vivir sobre el escenario mientras abajo el público baila sus canciones y se deja llevar con su música. Es lo que le promete Guillermo, productor de gran olfato defenestrado por su antiguo socio y amigo tras meter la pata en repetidas ocasiones. Lucha por volver a entrar en el juego y ve en Rober su pasaporte a la primera línea de la escena musical nacional.

'45 Revoluciones' es un drama ambientado en los años 60 que gira en torno al nacimiento de una discográfica avanzada a su tiempo y tres personajes que lucharán por cumplir sus sueños dentro de la compleja industria musical

Con ellos, Maribel, una joven de su época, que se rebela contra el papel que le tiene preparada la sociedad del momento (esposa, madre y ama de casa) y que no está dispuesta a dejar que nadie le diga cómo debe vivir. De ahí que cuando Guillermo le ofrezca ser más que su secretaria su socia no dude en tirar por la borda la relación con su prometido para apostar por su carrera y su independencia. En un mundo, el de la música, en el que las mujeres solo pueden ser cantantes o secretarias, que alguien le diga a una chica “me interesa tu opinión” es una oportunidad que no va a dejar escapar.

Los tres comparten algo. Sueños distintos pero que se alimentan de un mismo universo y por el que están dispuestos a luchar juntos, enfrentándose a quien haga falta: familia, superiores, sociedad, régimen… incluso a los grises si es lo que toca. Tienen eso en común y valentía, mucha seguridad en sí mismos y en las capacidades del resto. Carlos Cuevas interpreta a Rober. Guiomar Puerta da vida a Maribel Campoy. E Iván Marcos se convierte en Guillermo Rojas. Juntos forman una familia profesional con mucha química en un primer episodio atípico por su propuesta formal y estética en el que la banda sonora escogida hace que sea aún más ágil mientras los personajes están en continuo movimiento alimentando esa sensación de que algo se está cocinando.

Imagen de ‘45 revoluciones’, que se estrenará esta noche en Antena 3. / Atresmedia

Ellos son el trío protagonista, pero algo que se desprende del capítulo de estreno es que hay secundarios que pueden resultar igualmente jugosos y atractivos para el espectador. Por ejemplo, Nines (Silvana Navas), una secretaria compañera de Maribel con mucho desparpajo. Aunque el personaje de Ignacio (Vito Sanz) aparece poco, este compositor tímido y torpón puede dar mucho juego en la trama también. Y, sobre todo, el ‘enemigo’ de Guillermo, Pedro Zabala (Israel Elejalde), antiguo amigo y compañero del productor de Futura que ejerce como director en Golden Records, la casa madre.

No se lo va a poner fácil a los nuevos y está seguro de que su otrora socio fracasará estrepitosamente dándole la razón como ya lo hizo antes. Su filosofía de trabajo es que si algo funciona y da dinero no hay necesidad de innovar. Porque en 45 revoluciones se forman rápido dos bandos, el de quienes sueñan con un futuro mejor y pelean por ello y quienes se conforma con cómo van las cosas y se resisten al cambio. En el mundo de la música, pero también en el real, a pie de calle, donde las perspectivas de las mujeres son muy reducidas y los disidentes del régimen han de andarse con ojo para no acabar en el calabozo con un par de costillas rotas.

Compuesta de 13 capítulos de 50 minutos de duración -aunque el primero llega a la hora-, este nuevo drama de época de Bambú se desarrolla a partir de la idea original de Ramón Campos y Gema R. Neira, quienes capitanean un equipo de guionistas compuesto por Paula Fernández, Curro Serrano, Javier Chacártegui, David Orea, Salvador S. Molina y Moisés Gomez. El propio Campos ejerce como productor ejecutivo junto a Teresa Fernández-Valdés y Sonia Martínez y la dirección corre a cargo de David Pinillos y Gustavo Ron.