Público
Público

Arturo Pérez-Reverte Pérez-Reverte: "Franco fue una mera recaída en la enfermedad que es España"

El académico ha presentado 'Historia de España', libro en el que recopila su particular visión de nuestro país y que ha ido publicando en su columna semanal 'Patente de corso'

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

Arturo Pérez-Reverte durante su rueda de prensa en el Palace.- EFE

El escritor Arturo Pérez-Reverte se ha mostrado desencantado este miércoles con la situación de nuestro país. Una visión agridulce que también destila en su última publicación Una historia de España (Alfaguara, 2019), una compilación de artículos publicados en su columna 'Patente de corso' del suplemento XL Semanal

"Para la izquierda todo lo que es memoria es caspa y carcundia", ha subrayado el escritor y periodista durante la charla. Un asunto –el de la memoria y la enseñanza de la historia de nuestro país– que ha vertebrado su comparecencia en el hotel Palace de Madrid. "Destruir la memoria es perder España", ha resaltado, poco antes de incidir en lo que para él es la esencia de todos nuestros problemas: la educación.

"En España hay muchas cosas, hay luces y sombras, la óptica de ciertos historiadores de derechas es resaltar las luces y, en cambio, la historiografía de izquierdas se centra en las sombras", ha remarcado el académico, situándose en tierra de nadie frente a estas dos corrientes.

La deriva de esta situación, según Pérez Reverte, es un "Estado en demolición". Una situación a la que hemos llegado después de "cargarnos el cemento de nuestra memoria". Un cemento constituido por nuestra historia que ha sido "progresivamente apartada de los planes de estudios". 

36 hombres, 2 mujeres

La historia de España de Reverte viene prologada por 38 citas de las cuales 36 son hombres y apenas dos mujeres –Madame D'Aulnoy y María de Estrada–. "Cuando uno lee la historia de España, lee una sucesión de oportunidades perdidas, siempre perdimos el tren de la historia", explica el escritor con cierta amargura.

"Me produce mucha melancolía ver cómo la derecha se ha apoderado de una historia que la izquierda le ha cedido". Una cesión que nos sitúa en una posición "muy complicada" porque parece que "todo sucedió a partir de Franco, cuando todo viene de antes en realidad", ha matizado.

Reverte ha querido reiterar el daño que desde las instituciones se le está haciendo a las nuevas generaciones privándoles del "aparataje intelectual que les permitirá conocer quienes fueron sus abuelos". Sin eso, ha remarcado, "estamos perdidos". Una historia que en los referente a Latinoamérica –ha apostillado el académico– conviene contar completa: "¿Matamos indios? Quizá, ¿violamos indias? Puede ser, pero también construimos catedrales y universidades". 

Según el padre del Capitán Alatriste, España está abocada a un callejón sin salida. Incapaces de reconocer nuestra historia, la tragedia del país se remonta a nuestro "origen violento", un origen que no mejoró tras las "invasiones bárbaras" y que quedó definitivamente maltrecho tras "los ocho siglos de guerra contra el moro". Ahí, explica Reverte, surgió la división, el "nosotros" frente al "ellos". Una dualidad que ha derivado en que seamos incapaces de entender y reivindicar nuestra historia en común.