Público
Público

La aventura musical de dos pájaros

Recorrido vital por el disco que publican los dos cantautores.

PÚBLICO

Amistad

Un disco hecho a cuatro manos por dos viejos amigos: el compañerismo y la lealtad dan calidez y humanidad a un disco que tiende a deambular por los callejones angostos y oscuros de la existencia. "Si caminas yo te sigo, si te cansas hago un nido en el arcén, hoy por ti, mañana por mí", cantan en Cuenta conmigo', haciendo referencia a la amistad en una relación sentimental.

Biografía

Sin ser un álbum autobiográfico, las canciones están recorridas por apuntes y detalles de las vidas de sus creadores. La canción titular, La Orquesta del Titanic', incluye exilios forzosos (como el de Sabina en Londres, en los setenta, escapando del franquismo) y juega con una idea de hundimiento que se puede aplicar a los problemas de salud que tuvieron Sabina y Serrat hace algunos años. "Sálvese quien pueda", gritan.

Canalla

Ni la cálida pluma de abuelo entrañable de Joan Manuel Serrat ha logrado evitar que el álbum desprenda olor a noche, sexo, alcohol y los habituales desvaríos existenciales del rebelde Joaquín Sabina. Después de los despueses' es un típico himno sabiniano con amores cornudos, melodía de ranchera y ningún arrepentimiento. Igualmente canalla suena Palizas, idiotas y calientabraguetas', un ska-rumbero desprejuiciado con estribillo adictivo y mensajes a contracorriente: "Porque los guapos no son tan sapos, ni las misses tan necias, ni el placer tan ateo".

Crítica

Quien se suba al Titanic' esperando un disco que le hinque el colmillo a los poderosos, se hundirá irremediablemente. Sabina y Serrat no ajustan cuentas con la crisis ni los desmanes políticos y económicos, aunque se les escapen versos como "Gritaba el capitán, los niños y las damas van primero, los magnates detrás, que no pare la orquesta, caballeros". El otro recadito llega en el antivillancico Canción de Navidad', contra la monarquía y el consumo: "Estalla una bomba en la Noche de paz, apesta a zambomba el mensaje del rey, () Satanás, infiltrado en el supermercado de la Navidad".

Muerte

Los dos han visto la muerte de cerca y terminan el disco coqueteando con ella (y con la tristeza). Martínez' relata todas las muertes que acumula el personaje de la canción durante toda su vida, mientras que Maldito blues' es un quejido de tristeza y desolación: "Lo peor del cielo es que está tan lejos de aquí, lo peor del suelo es que no acostumbra a mentir; corazón en celo, desconsuelo sin pedigrí".

Romántico

El inevitable poso romántico del álbum alcanza su clímax en Cuenta conmigo', una balada con espíritu tanguero en la que el protagonista accede a convertirse en lo que sea con tal de conseguir el sí quiero' de su amada. Una versión del "Si no le gustan mis principios, no se preocupe, que tengo otros", en clave sentimental.