Público
Público

Barack Obama gana hasta premios literarios

La biografía Los Sueños de mi padre triunfa en los British Book Awards

LOURDES GÓMEZ

Barack Obama tiene un motivo personal para sonreír en su encuentro, previsto hoy en Praga, con Zapatero. El presidente estadounidense podrá olvidar por un minuto las grandes cuestiones mundiales que le han acercado esta semana a Europa, y rememorar su niñez y herencia afroamericanas. Las conclusiones de otro viaje, desde Hawai a Kenia, explorando sus raíces, que relató en Los sueños de mi padre (Almed, 2008), le permiten decir una vez más: "Yes, we can".

La historia familiar de Obama, publicada originalmente en 1995, se llevó este fin de semana el premio en biografía en los British Book Awards, el único galardón literario del Reino Unido que contabiliza el voto del lector llano junto al de los académicos. El género biográfico tiene un fuerte arraigo en Gran Bretaña, pero Los sueños de mi padre puede dejar un agrio sabor de boca en los británicos. Obama expresa pocas simpatías por el poder colonial del Imperio inglés, que encarceló a su abuelo e impuso miseria en el pueblo keniata.

Obama competía con las últimas entregas de nueve autores galardonados. Y no pudo vencer a todos. La audacia de la esperanza (Península, 2007), donde plantea su credo político, era candidato en la categoría de autor del año, pero quedó relegado por el periodista indio Aranvid Aviga, que cosechó el galardón con su ópera prima, Tigre blanco (Miscelánea, 2008). La novela cede la voz a un porteador de rickshaw, que destapa el "lado oscuro de India", según describió el jurado del Booker, que la premió el pasado otoño. El trofeo al autor revelación se lo llevó Tom Rob Smith, por El niño 44 (Espasa Calpe, 2008), un thriller ambientado en los últimos años del estalinismo.

La memoria biográfica y política es un género literario esencial en Reino Unido. Pero los políticos británicos tienden a publicar sus vivencias una vez entregadas las riendas del poder. Tony Blair ha recibido un adelanto estimado en unos diez millones de euros por su autobiografía. Es uno de los textos más esperados desde 2007, pero, según la prensa británica, tardará en salir porque así se lo ha prometido a su sucesor, el actual primer ministro Gordon Brown.

Los predecesores de Blair, Margaret Thatcher, John Major y Ted Heath, cuentan sus experiencias de Gobierno en sendos libros de una calidad no particularmente literaria, pero con abundantes detalles sobre la realidad que los convierten en buenas fuentes de referencia. Iluminan la trayectoria de las administraciones conservadoras e informan sobre la sociedad en la segunda mitad del siglo XX.

Obama es un fenómeno literario sin precedentes en la clase política. En Reino Unido, las tiradas en este género tienden a rondar los 4.000 ejemplares. Pero, según sus editores, hay más de tres millones de ejemplares de Los sueños de mi padre y La audacia de la esperanza en circulación en EEUU.

Ambos libros son superventas desde 2006, cuando pronunció el discurso que enfiló su carrera hacia la Casa Blanca. Se han firmado 40 acuerdos de distribución internacional y traducción en lenguas extranjeras. Los ingresos por derechos de autor sumaron 2.5 millones de dólares en 2008.