Público
Público

Cañada Real El Festival 16 Kilómetros rompe el estigma de la Cañada Real

El certamen ofrecerá durante diez días ciclos cinematográficos, talleres, debates y rutas que plasmarán la riqueza cultural del entorno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una de las zonas habilitadas para la segunda edición el Festival 16 Kilómetros - Archivo del festival

Comienza la tercera edición del Festival Internacional de Cine 16 kilómetros. Su objetivo: acabar con el estigma que señala a la Cañada Real. Según Carlos Olalla, actor y codirector del festival, el encuentro cultural consigue que la zona "se valore desde una óptica positiva".

El certamen, impulsado por el Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, fusionará hasta el próximo 16 de septiembre la realidad multicultural de esta barriada de Madrid con la del resto de la capital. 

Como sostiene la Fundación VOCES, organización que ha creado este festival, el proyecto lucha contra la pobreza a través de la cultura. El certamen nació en 2016, cuando la fundación decidió exponer los cortos que hacían los niños y niñas de la Cañada en los talleres que habían estado impartiendo desde 2011. “Había muchísimo potencial en la cultura generada para transformar la realidad de la Cañada” recuerda Ana Isabel González, la otra codirectora del festival y vicepresidenta de VOCES.

Niños y niñas de la Cañada participan en los talleres de cortos - Archivo del Festival 16 Kms

La comunidad gitana será la invitada y protagonista del festival. Para acabar con el estigma que soporta, el festival ha preparado el ciclo cinematográfico Nos Tienden la Mano: Pueblo Gitano, una selección de películas que se proyectarán a lo largo de los diez días del encuentro cultural. El certamen arranca hoy viernes con la proyección de ‘El tiempo de los gitanos’, el primer largometraje de la serie gitana.

Los organizadores de '16 Kms' han elegido la comunidad gitana para reflejar el papel que desempeña dentro de la riqueza cultural de esta barriada de Madrid. “Es la población más numerosa en la Cañada, en torno al 40%” subraya González, que admite que es un colectivo que queda “injustamente estigmatizado”. En las dos ediciones anteriores las invitadas fueron Rumanía y Marruecos, ya que la Cañada cuenta con un un alto porcentaje de vecinos y vecinas de estos países. 

El certamen arranca hoy viernes con la proyección de ‘El tiempo de los gitanos’

Olalla señala que dentro de la multiculturalidad de la Cañada existe un elemento en común: el machismo. Para combatirlo, la igualdad de género también tiene un papel fundamental a lo largo del encuentro. Junto a la comunidad gitana, servirá de hilo conductor de las distintas actividades que propone el festival.

En el marco de la igualdad de género, habrá tanto talleres dedicados solo para mujeres como para el público en general. González ha confirmado que la Asociación De Hombres Por La Igualdad De Género (AHIGE) participará ya que “no se puede realizar un trabajo de igualdad de género sin la participación de los hombres”. Olalla se suma al discurso feminista; considera que hay que apoyarse en las mujeres ya que “son transmisoras de cultura”.

Además de las más de 50 películas que se proyectarán, el público podrá asistir a hasta siete actuaciones musicales, un seminario de cultura y transformación social, una jam de hip hop o un paseo cultural por la Cañada entre otras. Los espacios articulados para las actividades se han instalado en los sectores 2, 3, 5 y 6 de la Cañada. La Cineteca de Matadero Madrid también proyectará algunos de los filmes de la programación del festival.

Una de las actividades de la edición pasada - Archivo del Festival 16 Kms

‘16 Kms’ impulsa el cumplimiento del Pacto de la Cañada

El encuentro cultural favorece el cumplimiento del Pacto Regional por la Cañada Real, un plan en marcha desde 2017 que lucha por reconvertir el territorio y dignificar las condiciones de vida de sus habitantes.

Olalla asegura que la zona ha empezado a transformarse a partir del festival con la creación “de una especie de zona neutral de cohesión entre vecinos” creando “un lugar de encuentro”. El actor atribuye los logros a los vecinos de la zona ya que “al estar haciendo el reto suyo, consiguen una gran evolución” sobre la Cañada.

Olalla ha afirmado que, sin los comisionados del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, la organización del festival hubiese resultado complicada. “Hablar con tantas instituciones hace que te pierdas” ha dicho. Por su parte, González ha asegurado que aunque “existe voluntad política”, es necesaria la integración de sus habitantes con el resto de la población. Piensa que de lo contrario, “el cumplimiento del Pacto Regional de la Cañada no se hará” .