Público
Público

Cinco días encerrado en una performance

En 'El tiempo entre nosotros' un hombre ocupa una casa de madera construida en la Nave 10 del Matadero. Un gesto artístico que reflexiona sobre la posibilidad de establecer nuevas afectividades entre conocidos y desconocidos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor Juan Loriente posa junto a su casa de madera.- MATADERO

¿Qué pasa cuando no pasa nada?, ¿qué se dice cuando no se dice nada?, ¿qué hacemos cuando no hacemos nada? Escribía Perec en Especies de espacios que "el tiempo parece estar presente en la realidad cotidiana del hombre, aunque bien es verdad que de una manera un tanto inasible, inaprensible, inmaterial". ¿Se han preguntado alguna vez el motivo por el que en momentos de máximo tedio el tiempo se convierte en algo casi tangible?

La performance de larga duración —110 horas— El tiempo entre nosotros le busca las vueltas a esa cosa llamada tiempo y, de paso, nos brinda una nueva aproximación a su inseparable pareja de baile; el espacio. "Busco resignificar el espacio en que nos encontramos para establecer nuevas afectividades entre conocidos y desconocidos", explica el dramaturgo y artista visual argentino Fernando Rubio, responsable de este experimento.

El actor Juan Loriente, que hará las veces de conejillo de indias, vivirá inmerso durante cinco días en una obra performativa a partir de este martes. Lo hará además ocupando una casa de madera levantada ex profeso en la Nave 10 del Matadero de Madrid. "Un hecho artístico surgido de la relación que entabla con desconocidos mientras indaga la posibilidad de ser otro", reza la nota de prensa. 

Cinco días seguidos en los que Loriente conversará, escribirá y habitará su nuevo lugar ante la presencia de público. Cinco días que dan para mucho. Como para leer Siete casas vacías de Samantha Schweblin, recibir a invitados, almorzar, caminar alrededor de la casa o ver una peli. Lo cotidiano convertido en gesto artístico a ojos de los otros —de 9 a 23 horas el acceso gratuito—, y el espacio como nuevo radio de acción desde el que dotar de significado a la realidad.

El tiempo entre nosotros se estrenó en 2015 en el Parque de la Memoria de Buenos Aires en el marco de la Bienal de Performances BP15 y también se ha llevado a cabo en el Festival Santiago a Mil Santiago de Chile, Singapore International Festival of Arts Singapur y Festival Theater der Welt de Alemania. Es la segunda parte de la trilogía de obras que comienza con Cuando éramos chicos y finaliza con Y todo lo demás.