Público
Público

La Academia ratifica a Alex de la Iglesia como presidente

El cineasta bilbaíno promete ser 'combativo' en su nuevo cargo y 'potenciar' la comunicación con el público

EUROPA PRESS

La Asamblea General de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España ratificó este domingo la candidatura del cineasta Alex de la Iglesia para presidir esta institución. La directora y actriz Icíar Bollaín y el productor Emilio Pina flanquean a De la Iglesia en sus cargos de vicepresidentes, en una nueva etapa de la Academia en la que el director de 'Los Crímenes de Oxford' ha prometido ser 'combativo' y 'potenciar' la comunicación con el público.

El que fuera director de películas como 'El día de la bestia' o 'La Comunidad', se enfrenta ahora a una nueva etapa en su vida profesional como presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. De la Iglesia sustituirá a Eduardo Campoy, quien pasó a desempeñar el cargo después de que Angeles González-Sinde dimitiera para hacerse cargo del Ministerio de Cultura.

Alex de la Iglesia presidirá la institución con la ayuda de Icíar Bollaín y Emilio Pina como vicepresidentes, y ha prometido ser 'combativo' en su nuevo cargo y 'potenciar' la comunicación con el público. El nuevo elenco presidencial ostentará el cargo durante los próximos tres años, si bien al finalizar este periodo, podrán ser reelegidos.

Según ha explicado el nuevo presidente, las líneas generales de actuación en su nuevo cargo pasan por reconocer y seguir con la labor del equipo anterior, que 'consiguió dotar a la Academia de una identidad y de una presencia que antes no tenía'. Pero esta vez, de una forma más combativa, pues 'Angeles (González-Sinde) es más prudente y yo más combativo'.

Además, uno de los principales cambios que introduce la nueva presidencia es que se elegirá un tercer vicepresidente, probablemente miembro de la industria catalana, 'para aunar el sentir de otras comunidades autónomas'. 'En Barcelona hay muchos miembros y son los más activos', señaló. 'La academia necesita un equipo más grande'.

Entre los primeros objetivos que se ha propuesto llevar a cabo al frente de la institución destaca su intención de 'recuperar el respeto' al cine español y a sus profesionales. 'Se trata de tener una voz única, mostrar la unidad de la Academia. Hablar rápido y responder rápido', enfatizó. 'Hay que explicar por qué el cine español es como es', dijo, recordando que también quiere más unidad en la Academia.

Por otro lado, De la Iglesia habló sobre su intención de que vuelvan a la Academia los que se han ido, es decir, algunos de los pesos pesados del cine español como Pedro Almodóvar, de quien dijo ser su 'amigo, maestro y mentor', o José Luis Garci, 'un director fundamental en el cine español'. 'No sé si lo conseguiré, pero me haría feliz', señaló.

El cineasta señaló la importancia de fomentar el cine español 'de manera real, efectiva'. En este sentido, De la Iglesia propone 'dejar de quejarnos y lamentarnos'. 'El cine español tiene una imagen internacional mejor que la imagen que tiene en España', explicó.

Para conseguir este objetivo, el presidente de la Academia apuesta por tomar medidas como acercarse a distribuidores y exhibidres, proponer nuevas ideas para la gala de los Goya, que se consiga la paridad, con mayor representación de mujeres en la cinematografía y 'dejar de tirar piedras contra nuestro propio tejado, aunque manteniendo la autocrítica, reconociendo los errores'. 'Es un plan sencillo', opinó.

Asimismo, su nuevo programa defiende el fomento del cine entre el público, pues como explicó De la Iglesia, 'hay que fomentar el cine en instituciones, filmotecas, universidades... Abrir más la Academia al público, que la gente sepa qué ocurre en el cine y lo haga directamente a través de la web'.



Alex de la Iglesia ha reconocido que apostará por la paridad entre hombres y mujeres en el cine; por la participación y la unidad psicológica y afectiva entre los académicos; que lo que se hace en el cine español llegue al público; que los más jóvenes conozcan la cinematografía nacional y se imparta en los colegios como una asignatura más; actuar rápidamente para evitar que se lancen mensajes erróneos sobre la industria del cine español; y mucho optimismo, ganas e ilusión.

Por otro lado, la nueva terna presidencial también tiene preparado retrasar a partir de 2010 'dos o tres semanas' la Gala de entrega de los Premios Goya, con el objetivo de alargar la vida de las películas en los cines desde que se anunciar las candidaturas a los premios.

En cuanto a la creación de una nueva asignatura escolar que trate los aspectos más importantes del cine español, el cineasta ha asegurado que 'hay una generación de jóvenes que conoce las salas de proyección pero las futuras verán cine en otros formatos'. 'Que eso se olvide, me da miedo', concluyó.