Público
Público
Únete a nosotros

David Larible: "No es el hombre el que escoge al payaso, sino el payaso el que escoge al hombre"

Entrevista al mejor clown del mundo, que aterriza con su nuevo espectáculo en el Circo Price de Madrid hasta el día 22. Este italiano reivindica el "instinto" frente a la imperante racionalidad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

David Larible en plena actuación.

MADRID.- Se dice de David Larible (Verona, Italia, 1957) que es el mejor payaso del mundo. La lista de personajes famosos que han disfrutado de sus espectáculos dejaría a uno de piedra, tanto es así que de muchos no se atreve ni a dar sus nombres. Ante las cámaras es una diva que se deja querer, curtido por el paso de cientos de escenarios durante sus más de 20 años de carrera. Del 6 al 22 de febrero estará en el Circo Price con su nuevo espectáculo Laribleando. ¿Por qué ha elegido Madrid y no otra ciudad pudiendo elegir?, que puede…Al parecer fuimos muy pesados y al final accedió. Tras su paso por la capital, hace dos años, fueron cientos los que le escribieron para que no tardase en volver a visitarnos. Promesa cumplida. ¡Y con estreno mundial!

¿Qué nos vamos a encontrar en este espectáculo?

"El show cuenta la historia de un clown que llega a un casting y necesita el trabajo urgentemente, así que se presta a todas las pruebas que son muy duras"

Un caos…. Cuenta la historia de un clown que llega a un casting y necesita el trabajo urgentemente, así que se presta a todas las pruebas que son muy duras. Le pasan cosas muy chistosas pero también hay momentos muy bonitos de ternura. El payaso no solo está para la carcajada, también ofrece instantes bonitos y la armonía de la visualidad. Le presto mucha atención a esto último.

Con el drama del paro, que hayas elegido un casting no es casualidad ¿verdad?

No, cuando lo creé pensé ¿qué puedo representar para que la gente se sienta identificada con lo que hago? Se me ocurrió esta idea, y la hice porque pienso que no hay que tomarse todo lo que nos pasa demasiado en serio. Hay cosas que sí, tragedias, pero hay otras que se solucionan y tenemos que tratar de reírnos de ellas.

El que esté en el paro no creo que venga a ver la obra…

Quizás no puedan venir, pero saber que hay gente que hace un espectáculo hablando de su problema a lo mejor ayuda un poco.

¿Hay muchos clowns que no trabajan?

"No es una situación muy alegre lo que está pasando en los teatros y en los circos"

No es una situación muy alegre lo que está pasando en los teatros y en los circos. Me siento un privilegiado, pero no me olvido de los demás colegas y siempre que puedo intento solucionar las cosas.

¿Y cómo está el panorama internacional?

El clown existe desde hace muchos siglos. El otro día, leí una entrevista a un gran payaso de los años 20 o 30 y le hicieron la misma pregunta, con la crisis que hay ¿crees que el payaso puede resistir? Y mira, estamos en el año 2015 y aquí seguimos.

Usted sí… muchos no encuentra trabajo

Charlie Rivel decía: no sé si soy el mejor o el peor, lo importante es que haya payasos después de mí.

¿Se considera el mejor payaso del mundo?

"No me considero el mejor payaso del mundo porque el clown es un arte, no un deporte"

No. Para nada, y no estoy de acuerdo con eso. No es falsa modestia, ¿sabes por qué? Porque el clown es un arte, no un deporte. Si soy un boxeador y tumbo a todos los demás contrincantes en el ring soy el mejor del mundo, si soy un ciclista y gano todas las carreras soy el mejor del mundo. En el arte, quien puede decir si es mejor Picasso o Dalí, Beethoven o Mozart… Cada uno tiene su opinión.

¿Es lo mismo clown que payaso?

Clown es la forma que tienen los ingleses de decir payaso, pero existen muchas otras: chistoso, bufón, tony… En Holanda le dicen el pipo, cada país tiene una manera de llamarlo, en México se identifica como el gracioso. Al final es el espíritu de hacer cosas ridículas, a veces al límite de la locura y llevar alegría y emoción a los demás.

¿Es el suyo un espectáculo filosófico?

"El payaso tiene que ser un filósofo pero no tiene que dar lecciones a los demás"

El payaso tiene que ser un filósofo pero no tiene que dar lecciones a los demás. Es como con la poesía. El poeta lo es, no te dice, ahora te voy a escribir un poema, y cuando lo lees lo identificas como tal. Lo mismo ocurre con el payaso. Tiene gestos, momentos, no lo hace por ser poético, sino porque lo siente de esa manera. La gente cuando lo ve lo identifica rápidamente.

¿Los mecanismos del humor van cambiando con el tiempo?

Hago muchas funciones al año, no porque necesito el dinero, sino porque si me cojo un año sabático estoy seguro de que el público va a estar un año más adelantado que yo cuando vuelva y me va a costar. Lo hago para adaptarme y crecer juntos. Son pequeñas cosas pero tienes que tener la sensibilidad de entenderlo.

Ha actuado para famosos de la talla de Brad Pitt, Woody Allen… y le han solicitado en fiestas privadas, ¿Alguna que merezca la pena ser recordada?

Hay de todo. Una vez hice una fiesta privada en una mansión de Hollywood. Es de un famoso personaje del mundo del cine que no voy a decir su nombre. Tiene dos hijos que me vieron actuar y se volvieron locos. Entonces decidieron que para el cumpleaños de uno de ellos yo le hiciera una sorpresa. No le cobré porque tengo una amistad con ese personaje. Otra vez actué para el presidente, de un país, pero tampoco voy desvelar quién es.

"Hoy en día tratamos de analizarlo todo por el cerebro. Pensamos que es nuestra computadora. Le damos información y el nos ofrece el resultado. Hemos olvidado algo llamado instinto"

No los selecciono. Miro y digo tú, tú y tú. Cualquiera puede ser bueno o malo.Personas que nunca he visto en mi vida. Tampoco tengo tiempo de estudiarlos, así que me dejo guiar por mi instinto que es una de las capacidades que el ser humano está perdiendo. Hoy en día tratamos de analizarlo todo por el cerebro. Pensamos que es nuestra computadora. Le damos información y el nos ofrece el resultado. Hemos olvidado algo llamado instinto, que permite a los perros salvarse de los terremotos porque se van antes de que pasen. Lo teníamos nosotros también y lo estamos perdiendo, para nuestra desgracia diría yo.

¿Por qué decidiste hacerte payaso?

No es el hombre el que escoge al payaso, sino el payaso el que escoge al hombre