Público
Público
Únete a nosotros

La derecha de EEUU, "agraviada" al rechazar Superman su ciudadanía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Debe Superman ser neutral políticamente hablando? ¿Tiene que apoyar a EEUU y manifestarse contra Ahmadineyad? ¿Es esto tan importante para un simple cómic?

Parece que en EEUU sí. Y es que el patriotismo de los estadounidenses no entiende de cómics ni de ficción. Para ellos, que Superman reniegue de su ciudadanía estadounidense —como ha hecho en el número 900 del cómic publicado el miércoles— supone un gran agravio.

Y se lo han hecho saber claramente a la editora de 'Superman', DC Comics, a la que han acusado de 'menospreciar al país'.

Los que se han considerado más agraviados, y por lo tanto los que más han protestado, ha sido la derecha de EEUU. Periodistas, columnistas y opinadores varios han manifestado su oposición a este cambio.

Es el caso de Jonathan Last, redactor de la publicación conservadora The Weekly Standard, que calificó la decisión de DC como 'la mayor tontería que DC Comics podía hacer', al tiempo que insistió en que lo 'único realmente interesante del personaje es su devoción completa a EEUU, que establece sus límites morales'.

'¿Cree en el intervencionismo británico o en la neutralidad suiza? Si Superman no cree en Estados Unidos no cree en nada', añade, según informa The Guardian.

Las palabras de Jonathan Last vienen a colación del motivo por el que DC Comics ha tomado esta decisión. En uno de sus episodios, el superhéroe asistía a una manifestación contra el presidente de Irán, Ahmadineyad, tras lo cual recibió numerosas críticas. Por ello, en DC pensaron que la mejor idea era que el personaje de cómic renunciara a su ciudadanía estadounidense, pero seguramente no pensaron la que se les vendría encima.

'Pretendo hablar en Naciones Unidas mañana e informarles de que renuncio a mi ciudadanía estadounidense. Estoy cansado de que mis acciones se interpreten como instrumentos de la política de EEUU', ha sido la frase de la polémica.

Para la publicista de Hollywood y activista republicana Angie Meyer, esas manifestaciones supusieron 'además de una falta de patriotismo y respeto', una 'inquietante metáfora del actual estatus económico y de poder que tiene el país en el mundo', comentó a la cadena Fox.

También muchos fans y blogueros han manifestado en Internet su contrariedad por esta decisión argumental de DC.

Desde DC Comics se argumentó que el plan del personaje a partir de ahora era dar un 'enfoque global a su batalla interminable, aunque siempre vaya a estar comprometido con su hogar adoptivo y sus raíces de niño de granja en Kansas'.

Según The Hollywood Reporter, detrás de la declaración de intenciones de Supermán está la voluntad de la editorial y de los estudios de cine para consolidar al Hombre de Acero como un personaje trasnacional que atraiga a un mayor número de audiencia y de taquilla en todo el mundo.

La historia de Supermán ha estado ligada desde sus inicios en 1938 a EEUU, con un traje que evoca los colores de la bandera del país y con portadas como una de 1942 que se convertió en un símbolo de su patriotismo en plena Segunda Guerra Mundial, cuando posó con el escudo de las barras y estrellas y un águila en su brazo.