Público
Público

El día que el cine se estrenó en internet

Arranca el primer festival internacional de películas online

CARLOS PRIETO

El internauta español podrá a partir de ahora ver cine de estreno en internet mientras camina por una alfombra roja saludando y luciendo sus mejores galas. En dos palabras: el acabose. Mañana arranca My French Film Festival, el primer festival internacional de largometrajes online en España. Y lo hace a lo grande: proyectando diez estrenos. Sí, han leído bien, estrenos. Diez películas francesas recientes (2009/2010) e inéditas en nuestras pantallascomponen su sección oficial. Entre otras, Adiós Gary, La otra, Cabeza de turco, Palladium y Espías.

"La idea se le ocurrió a Unifrance, la agencia de promoción del cine francés a nivel internacional. Una serie de películas recientes habían triunfado en Francia, pero no se acababan de estrenar en muchos países. ¿Por qué no estrenarlas en un festival de cine por internet?", recuerda Jaume Ripoll,director de Filmin, portal es-pañol de cine en streaming (sistema que permite ver películas por internet sin tener que descargarlas), que albergará la sede (virtual) del festival en España. My French Film Festival se celebrará simultáneamenteen todo el mundo (Japón, Rusia, Italia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Corea, entre otros países) entre los días 14 y 29 de enero.

Y como todo buen festival que se precie, contará con jurado y palmarés. Las entradas valdrán 1, 99 euros por filme. Y el abono para ver todos los títulos, 13, 99 euros. Los abonados a la tarifa plana de Filmin, que pagan entre 10 y 15 euros al mes por ver todas las películas que quieran del portal, tendrán precio especial: 9,99 euros por todo el festival.

Pero el alcance de My FrenchFilm Festival, que arranca coincidiendo con la descomunal controversia en torno a la ley Sinde, va más allá de las cifras. Filmin es, junto a Filmotech, el videoclub online español más conocido. Un pequeño Spotifydel cine (sin cortes ni anuncios) que comparte un porcentaje de sus beneficios con los productores de los filmes que proyecta.

Poco a poco, los creadores de Filmin, especializados en cine de autor, están consiguiendo atenuar uno de los lastres con los que surgió el portal: la dificultad para acceder a los estrenos debido a la reticencias de la industria a adaptarse al nuevo modelo de negocio digital. "El festival es un paso más en la consolidación de internet como plataforma de difusión. Y la culminación de una de nuestras líneas: estrenar cine inédito en internet. Los agentes de ventas internacionales se van dando cuenta de que es mejor estrenar en internet a que las películas se queden durmiendo en un cajón cuando no llegan a las salas. Otra cosa son los estrenos recientes. En esos casos, los agentes quieren apurar al máximo sus opciones clásicas de venta antes de mirar a internet", resume Ripoll.

Pero algo se está moviendo. Tanto que el paradigma podría cambiar drásticamente en los próximos meses. El matrimonio (bien avenido) entre internet y el cine de estreno podría consumarse antes de que cante un gallo.