Público
Público

Diego Veiga, de Moura: "Para el territorio que ocupamos, los gallegos tenemos una inmensa cultura tradicional"

La banda de rock psicodélico con ecos del folk de Galicia cerró junto a MCH Chicken el Outono Códax Festival en Santiago.

4/12/22 Una imagen de la actuación de Moura.
Una imagen de la actuación de Moura. Cris Andina

"Moura somos los ecos de los cantos druídicos entonados en la Edad Antigua, megalitos en visión caleidoscópica, guitarras como arpas de bardos y pies bailando alrededor del fuego en el último acantilado del planeta. Un aquelarre de niebla psicodélica progresiva con raigambres folk y mitología galaica, empleando el gallego como voz ritual comunal que persigue un trance colectivo".

Es mejor que la banda gallega Moura se defina a sí misma. Y no porque sea inclasificable, sino porque su música, sus letras y los conceptos y las sensaciones a las que ambas aluden suenan mucho mejor en sus propias palabras.

Moura y los divertidísimos MFC Chicken del canadiense Spencer Evoy cerraron el pasado miércoles el último concierto del Outono Códax Festival de Santiago, centrado en la música negra -soul, jazz, swin, brass, blues- y patrocinado por las bodegas Martín Códax, a las que da nombre el trovador del siglo XIII autor de algunas de las cantigas de amor más representativas de la lírica medieval del país.

"No queríamos solamente hacer rock en gallego, sino que las melodías, los arreglos, de un modo sutil a veces pero otras de forma más evidente, también bebieran de la cultura y de la tradición de este país", cuenta Diego Veiga, guitarra, letrista y voz de la banda, tras la prueba de sonido previa al bolo, para explicar el por qué de la fusión de rock progresivo y psicodélico con los ritmos gallegos tradicionales, el folclore patrio, las cantigas y los romances de ciego.

4/12/22 Diego Veiga
Diego Veiga, durante el concierto de Moura. Cris Andina

Veiga es natural de Boimorto (A Coruña), aunque pasó siete años en Madrid, donde desarrolló varios proyectos relacionados con la música indie. "Siempre me interesó la historia y la etnografía, me lo inculcó mi padre desde pequeño y de hecho me siento un etnógrafo aficionado. Al volver a A Coruña, Moura fue un reencuentro con esa parte de mí, la forma para poder explotarla de manera creativa", añade.

Moura acaba de publicar su nuevo disco, Axexan, espreitan -Acechan, Espían-, uno de cuyos temas, Romance de Andrés d'Orois, está basado en la trágica historia de su bisabuelo, un tratante de ganado asesinado cuando regresaba a casa de una feria.

"¿Qué cantaban los ciegos? Historias truculentas yendo de pueblo en pueblo, eran el telediario de la época. ¿Y qué mejor que un romance de ciego para contar la historia truculenta de la muerte de mi bisabuelo?", narra Veiga.

El músico defiende la necesidad de que Galicia aprecie y exporte su propia cultura. "Para el territorio que ocupamos, los gallegos tenemos una tradición cultural tradicional vastísima, inmensa, y eso sin haber gozado nunca de la capacidad plena para desarrollarnos como pueblo, como país. Buena parte de nuestra cultura se ha conservado gracias a gente de fuera: Ruth Mathilda Anderson en los años veinte; más tarde Gustav Henningsen, Steffan Mörling, Carmelo Lisón...".

En ese sentido, Veiga asegura que festivales como el Outono Códax, que cumple doce ediciones con un cartel representativo de distintas tradiciones -de Big Chief Monk Boudreaux a Nastasia Zürcher pasando por Bart Davenport, Jesper Lindell Band, La Perra Blanco y John Papa Gros, entre otros-, son más que necesarios.

4/12/22 Imagen del concierto de MHC Chicken.
Imagen del concierto de MHC Chicken. Cris Andina

Aunque la raíz es la música negra, desde el principio apostamos por diferenciarnos trayendo artistas únicos, bandas y nombres que nunca habían estado en España ni en Galicia", afirman Martín Calviño y Fran Villasenín, promotores del festival.

Ambos coinciden en que la apuesta de Martín Códax por el Outono ha permitido consolidarlo como una referencia en el circuito estatal, y destacan que hoy en día no sería posible mantenerlo sin un patrocinador comprometido: "Sólo con la venta de entradas sería imposible cubrirlo", afirman.

El patrocinador, que realizó una programación de actividades paralelas como catas y cenas musicales, también se muestra satisfecho: "El resultado ha sido bestial, en casi todos los conciertos prácticamente estaba todo vendido", afirma Jorge Pallarés, director de marketing de Martín Códax.

"Somos una bodega gallega que apuesta por la cultura gallega, pero de manera integradora, para poner en valor lo que se hace en Galicia pero también para traer a Galicia el talento nacional e internacional", concluye.