Público
Público

Los diseñadores apuestan por la androginia

Tras convertirse en una de las gurús españolas de la feminidad, Lydia Delgado presenta una colección creada para los hombres, el sexo débil de la moda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué pasaría si una niña bien se convirtiese en una lasciva cabaretera de Far West tras vivir un tórrido y oscuro romance con Sid Vicious, líder de los Sex Pistol? Sin duda algo similar a lo que presentó María Escoté el sábado por la noche en el palacio de Santa Bárbara de Madrid. La diseñadora ha pasado a engrosar las selectas filas del Off Cibeles, una sección paralela cada vez más interesante que la propia Madrid Fashion Week. Su colección, una mezcla de sexualidad a flor de piel y falsa candidez, está pensada para mujeres de rompe y rasgas.

¿Y qué sucederá cuando la niña de Mariano Rajoy crezca en el ambiente idílico que desea para ella el jefe del Partido Popular? La chiquilla también puede vestir tranquila, para eso están diseñadores como Miguel Palacio, Ángel Schlesser (que desfilaron el sábado por la tarde) y Lemoniez, paladines de un soporífero estilo conservador que siempre tira de una elegancia enlatada al vacío: sin conservantes, sin colorantes, sin ningún sabor.

Los chicos de Delgado son tan etéreos como sus mujeres

Las colecciones de Miriam Ocáriz no arrastran ninguna sorpresa, lo suyo es la pura coherencia creativa. La diseñadora bilbaína volvió a demostrar por qué es una de las mejores aliadas de la feminidad: siluetas sensuales y volátiles, tejidos refrescantes, actitud serena y elegancia medida pero efectiva.

Aunque el tercer día de Cibeles empezó este domingo dedicado a las mujeres, por suerte el certamen madrileño atiende más al hedonismo de los nombres. Antonio Alvarado, Lydia Delgado, Francis Montesinos y Ana Locking así lo demostraron. El primero celebró sus 30 años con un show que tuvo más sentido como puro espectáculo que como desfile de moda. Las propuestas del diseñador, sobre todo la sastrería masculina, aún merecen otros 30 años más de vida.

Delgado, por su parte, tras convertirse en otra de las gurús españolas de la feminidad en su versión más romántica, parece que por fin ha decido compartir su creatividad con el sexo débil de la moda. Lo curioso es que los hombres de la creadora son tan femeninos y etéreos como lo son sus chicas: transparencias, pantalones pitillo, lazos Vamos, androginia un tanto démodé.

María Escoté mezcla sexualidad a flor de piel y falsa candidez

La que siempre ha sabido entender mejor ambas sexualidades es Ana Locking, que regresa de Nueva York. La colección Antídoto, su propuesta para el próximo verano, es el mejor remedio para contrarrestar el veneno de lo vulgar, evidente y cotidiano.