Público
Público

Dover: “Votar a los de siempre sería perder la dignidad”

El eterno cuarteto vuelve con  'Complications', su nuevo trabajo y una vuelta a su esencia rockera. Igual de unidos que siempre, tres de ellos hablan con Público sobre música, actualidad y feminismo. 

Los cuatro integrantes de Dover. /CHUSANTÓN

Cada día creemos más que el feminismo es una lucha individual, tiene que salir de nosotras mismas revelarnos contra lo que se nos impone.

MADRID. - Esperan en una sala amplia con grandes vistas al Madrid financiero mientras firman ejemplares del que es ya su octavo trabajo. Solo están tres de ellos, falta Jesús, el extremeño. Llevan tantos años tocando juntos que pueden presumir de haber hecho bailar a varias generaciones. El tiempo parece no haber pasado para Dover, juveniles y con la misma vitalidad, la esencia de cuando tenían 18 sigue intacta.

Éste cuarteto, indudablemente cambiante, posee la capacidad casi única de mutar musicalmente sin perder identidad. Cada uno con su estilo, y habilidades, forman, aseguran, el equilibrio matriarcado-patriarcado perfecto. 
 
La gira Dover come to me les desvolvió el gusanillo del rock y se pusieron manos a la obra. Este 9 de febrero sale a la venta Complications, una apuesta firme por reivindicar sus comienzos pero con estilo renovado. Un disco grabado en su propio local de ensayo y con diez temas ineditos por descubrir. 

¿Por qué Complications?

Cristina: Quizás porque Complications es una de nuestras canciones del disco favoritas, y porque es un título sencillo, contundente…y por otro lado es algo simbólico, porque todos tenemos complicaciones, problemas, la vida a veces se complica mucho y sonoramente nos gustaba mucho.

Amparo: Es vivir con las complicaciones, y esa terminación ‘átions’ en nuestra cabeza nos suena muy ochentero, es algo que se utilizaba mucho en canciones de la época. 

Samuel: Tiene un claro toque pop, del 'pop art' de aquellos años, tiene una parte vacilona y 'cool'. 

Sois un grupo que ha pasado por muchos estilos a lo largo de vuestra trayectoria, habéis mutado mucho musicalmente hablando y ahora con Complications volvéis a los orígenes, ¿Por qué ese revival?


Nosotros por un lado, aunque es evidente que la gente lo pueda ver así, no lo consideramos una vuelta.  Somos un grupo que vamos siempre hacia adelante, y eso para nosotros implicaba hacer lo que nos apetecía, que era hacer un disco de rock, pero en ningún momento lo vemos como volver hacia atrás, sino hacer un disco de rock casi como empezar otra vez de cero. De hecho melódicamente hay canciones que tienen cosas diferentes, con nuevas entonaciones, cosas que quizás antes no habríamos hecho.
Fue en la gira, Dover come to me, incluso cuando la ensayábamos empezó a entrarnos ganas de volver al rock.

Mucha gente jovencita nos conoció en el 2006 cuando nos atrevimos con el pop y eso nos encantó


Cuando se produce un disco de rock se trabaja de distinta manera que con el pop o la electrónica. ¿Cómo habéis ido asimilando esos cambios de estilo?

Cada cambio es como un volver a empezar otra vez, de novedad absoluta como en los inicios. Con el entusiasmo de siempre, la inspiración con ritmos y estilos nuevos llega casi a la bruto, así lo vivimos.

El hecho de volver a hacer un disco de rock cuando llevábamos mucho tiempo sin hacerlo tuvo mucho de revival, de volver a la esencia. Es fundamental para nosotros, y lo ha sido siempre hacer cosas nuevas, por ejemplo sino fuera así seguiríamos haciendo discos electrónicos (destacan entre risas) nos fue realmente bien, pero es que no va con nosotros.


Fuera de nuestras fronteras se asimilan quizás mejor los cambios musicales bruscos de los artistas, aquí funcionan en cambio más las etiquetas. ¿Cómo han ido aceptando vuestros seguidores esos cambios de estilo continuos?


Siempre ha habido gente más abierta y otra gente que entraba en shock, pero como todo con el tiempo pasa y ya están acostumbrados (se ríen), se esperan ya de todo de nosotros. Mucha gente jovencita nos conoció en el 2006 cuando nos atrevimos con el pop y bueno esa gente no nos seguía de antes, por lo que el cambio no lo notaban. A nosotros eso nos encantó, el hecho de que un público nuevo nos descubriese.

Actualmente existe una cierta tendencia a la reinterpretación de la canción protesta y hay grupos españoles como Vetusta Morla o Amaral que incluyen en sus letras reivindicaciones políticas, vosotros en algún momento habéis tenido ganas de ello?

En principio a nosotros no nos llama mucho por ahí, en ese sentido somos más para dentro y para nosotros. Eso no significa que nos importe un carajo lo que pase a nuestro alrededor pero no necesariamente se tiene que notas en nuestras letras. Se nos da mal hablar de otros, hablar de temas abstractos. Es verdad que de toda la vida éstas cosas dan el favor del público pero, aunque lo respetamos, a nosotros no nos interesa.


¿Cómo veis la difícil situación política y social por la que pasa España?

A: Mal, nosotros notamos el descontento de la gente y estamos descontentos nosotros también. Estamos como todo el mundo hartos, aburridos y desencantados de todo porque además es peor porque te das cuenta que parece no haber solución si seguimos así. Estamos sumergidos en un espíritu de mucho desencanto

S: Sin saber si tiene siquiera arreglo...

C: Estamos en un momento en el que ves el telediario y te enciendes cuando ves la poca vergüenza de los políticos.

¿Y las nuevas formaciones políticas como Podemos? ¿Creéis que el cambio es positivo?

La intención de cambio es fundamental. No sabemos qué hay que hacer pero es necesario, no sabemos cómo lo harán los nuevos pero a día de hoy lo que no se puede hacer es votar al que ya me ha demostrado que lo hace mal, si lo sigo votando es que no tengo dignidad. Los cambios son necesarios.

Aunque suena raro, nos sale ya natural cantar en inglés, por eso creemos que en un momento dado sería curioso intentarlo en español para ver qué sale.



Con el paso de los años habréis madurado como grupo pero, ¿sois los mismos que en los inicios?

C: Es obvio que ha pasado el tiempo y he hemos madurado y cambiado como personas, hay gente que se queda atascada toda su vida, y nosotros claro que hemos ido evolucionando. Pero eso sí, la esencia es la misma, hay cosas que nunca cambian y que no deberían cambiar.

S: Siempre hay cosas que persisten y que son necesarias. Artísticamente se aprende y se madura en una serie de cosas , pero al final la forma de entender el arte , lo que te llena sigue siendo lo mismo.

A: Por ejemplo, que nos metamos a ensayar, con los amplificadores a tope y tapones en los oídos como cuando teníamos 20 años, es una cosa que es magnífica y muestra que la esencia sigue ahí, intacta.


Quizás ese sea el secreto para permanecer unidos tantos años…

Amparo: Si obviamente, es una cosa fundacional, que va de serie, hace que nos llevemos muy bien porque seguimos pensando igual y con las mismas ilusiones y al final eso se traduce en el trabajo.


Sois un grupo que cumple la regla de la demandada paridad pero desde fuera parece que mandan las mujeres, ¿es así?

(Risas)

C: Bueno, Amparo y yo somos las que hacemos las canciones y somos como el motor, el arranque. Pero lo hemos dicho mil veces, en Dover no se hace nada sin que todos estemos de acuerdo.

A: Podríamos desde luego ser un buen modelo de sociedad, tal como somos si se traslada la fórmula a la sociedad, nuestro equilibrio patriarcado-matriarcado es impecable. Esto ocurre porque al final en el grupo no somos hombres y mujeres sino personas, no tenemos que marcar yo soy hombre o mujer.

S: Aquí no manda nadie, es un conjunto, un todo cada uno hace y aporta lo que mejor sabe hacer. Nadie manda ni obedece.
Podríamos desde luego asesorar a los de arriba con nuestra forma de respetarnos mutuamente y actuar.


Hablemos de igualdad, ¿queda mucho por hacer?


Falta mucho, parece que se está volviendo hacia atrás, estamos cansados de oir que las mujeres siguen cobrando menos que los hombres. En el mundo de la música se está volviendo a que para ser artista tienes que estar buena y vestir sexy para poder llamar la atención y hacerte un hueco.

C: Desde luego seguimos siendo las mujeres las que sufrimos las presiones absurdas de la sociedad en la que vivimos. Lo único que interesa de las actrices o famosas es si gana peso o si lo pierde y es una vergüenza, y a veces son las mismas mujeres las que fomentan esa mentalidad que tanto daño hace.

S: Las mujeres son blanco fácil y las críticas van dirigidas a su físico, eso en los hombres pasa más desapercibido.

A: Siempre que nos han querido atacar, se han metido con nuestro físico. Cada día creemos más que el feminismo es una lucha individual, tiene que salir de nosotras mismas revelarnos contra lo que se nos impone.

Habéis cantado hasta en un idioma africano, ¿por qué no en español? ¿Suena mejor el rock en inglés?

El rock suena diferente en español desde luego, sería un experimento que siempre nos proponemos y al final no hacemos. Aunque suena raro nos sale ya natural cantar en inglés, por eso creemos que en un momento dado sería curioso intentarlo en español para ver qué sale de ahí.