Público
Público

"El primero que escucha las canciones es nuestro abogado"

La banda saca al mercado su disco número 14, 'Semos unos maquinas'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Han pasado 17 años pero hay cosas que nunca cambian. Los Mojinos Escozíos sacan al mercado su disco número 14, Semos unos máquinas, con su habitual dosis de humor irreverente y fieles a su sonido rock de guitarras distorsionadas. Uno recuerda al charlar con Miguel Ángel Rodríguez, más conocido como 'El Sevilla', líder de la banda, que a veces viene bien eso de no tomarse tan en serio a uno mismo.

¿Hace falta el humor más que nunca en estos tiempos?

Sí, pero también me toca las pelotas cuando se juega con eso, para aprovecharse de ese eslogan. Nosotros llevamos haciendo humor 17 años. Si este disco te sirve para olvidarte un poco de lo que tenemos, pues encantado.

Lo decía también porque no abundan mucho este tipo de grupos en la escena española...

La respuesta es que somos los mejores pero también los peores -risas-. Hay un festival, ‘Mundo Idiota' que es donde se presentan todos los grupos de humor que hay. Por desgracia no suenan todo lo que suenan los Mojinos. A mí me encantaría tener una competencia fuerte para tener que ponerte las pilas.

Uno de los grupos que empiezan a sonar más son Los Gandules, ¿no sé si los conoces?

Claro que los conocemos, desde que eran Los Berzas. En Zaragoza son muy conocidos. Hemos hechos conciertos juntos. Tenemos buena experiencia con los Berzas.

Es una buena combinación...

La verdad es que sí. Hubo gente en los conciertos que le gustaron más Los Gandules -risas-.

Eso es un problema....

No, no es un problema, de corazón. Es otro estilo, como más acústico. En Puente la Reina, en Navarra, estaba la sala llena, y toda la gente cantando las canciones de Los Berzas y dijimos tío, ‘esta gente no ha venido a vernos a nosotros. Han venido a ver a Los Berzas'. Me encantaría de corazón tener esa competencia para tener que ponerte las pilas. Por desgracia no existe. De los de Mundo Idiota, no sólo hemos hablado de mis colegas, sino de mis favoritos.

Lo que sí que hace falta es reírse más de uno mismo ¿no?

'He firmado discos a hijos de dos presidentes del Gobierno'

Yo en los tiempos que corren ya no me puedo quejar de eso. El segundo disco ya se llamaba Demasiado perro pa' trabajar demasiado calvo pa' el rock&roll. Y tu ponías en la portada mi culo y en la contraportada la calva del batería. Y un rockero calvo no se ha conocido, el que se quedaba calvo se ponía el gorro o el pañuelo. Pero hoy en día tenemos ese reconocimiento que nos lo hemos ganado a pulso.

Uno de los clásicos en vuestro repertorio tiene que ver con los atributos genitales. En este caso tenéis el rabo más largo que la pantera rosa... es algo muy español...

Sí es muy español, muy fanfarrón, muy de hombre. Hemos dejado esa temática porque no queremos que las mujeres dejen de venir a vernos. Cada vez hemos tenido más fans femeninas. Pero sí que es verdad que recuperas una canción como esa y el fan que te criticaba que ya no eres como antes te dice ‘tío, qué caña, como las letras de antes'. Simplemente porque le has sacado otra canción a tu rabo. La que más éxito ha tenido es la que habla de nuevo de nuestro rabo, qué vamos a hacerle...

¿Este tipo de canciones de dónde salen? ¿De bromas?

La fuente siempre ha sido la gente de la calle. Lo que pasa es que ya son más de 250 canciones y las bromas se van complicando porque siempre son las mismas. Hay fórmulas para sacar letras y lo difícil es encontrar la originalidad. Es lo mismo pero no es lo mismo. No es tan fácil como puede parecer.

¿Hay autocensura en el grupo?

Sufrimos la censura de nuestro abogado, ni lo dudes. Es el que te dice ‘por aquí podéis tener problemas'. En el primer disco tuvimos unas querellas en los juzgados de Cartagena. Tuvimos que justificar que no era misógina la canción ‘La Boda'. Quedamos inocentes y sin cargos pero nos metimos en un marrón. Desde entonces antes que nadie escucha las canciones nuestro abogado.

¿Echáis muchas para atrás?

No, no hemos echado para atrás ninguna. Otra cosa es que la compañía te diga que no te metas con El Corte Inglés ‘hijoputa' -risas- que es el que más disco vende. Después es que todos somos padres y si miras nuestras canciones no hay ninguna que haga apología de las drogas. Otra cosa es si tú le dedicas la canción a un jefe: un jefe no es un ladrón, un jefe es un cabrón. Tú ahí tienes que meter esa palabra. Los límites en las letras de los Mojinos siempre los ponemos pensando en los niños y hablamos siempre con doble sentido para que un niño no llegue a entenderlo.

Comentabas antes de que mucha gente charla con vosotros después de los conciertos. ¿Alguna vez os habéis encontrado con gente de un perfil distinto al perfil que se presupone en vuestro público?

'La canción que más éxito ha tenido es la que habla de nuevo de nuestro rabo'

En ese momento va el fan más cerrado, el que tiene todos tus discos. Ahí no va el banquero ni el notario. Otra cosa es la gente que nos escucha. Fliparías. Te hablo de jueces. Yo he firmado discos a hijos de diferentes presidentes del Gobierno. No te imaginas la de políticos que tienen nuestros discos. En el Marca Raúl dijo una vez que su grupo favorito era Mojinos. También hay toreros... Jorge Bucay ha llegado a recomendar a Los Mojinos como terapia para la depresión y cosas así. Somos conscientes del amplio abanico de gente que nos escucha.

¿Has dicho presidentes del Gobierno?

Yo he firmado discos a hijos de dos presidentes del Gobierno. Por respeto no lo diré porque me gustaría firmar los discos a los hijos de los próximos presidentes del Gobierno -risas-. Nosotros cada vez que sacamos un disco lo tiene la Casa Real, todo el Senado, todos los actores, los personajes de la televisión. 400 o 500 discos que regalamos a la gente más popular que está en televisión, sean actores, políticos...

¿Os lo piden o es una formalidad?

No, no es una formalidad. A estos hay que echarlo por cojones y nos conformamos con tener la carta de la Casa Real diciendo ‘gracias por enviar este último disco de su grupo. Que sepa usted que lo tenemos en cuenta y agradecido de que nos haya enviado un regalo para los miembros de la Casa Real'. Eso igual no llega ni a ellos, pero yo lo mando.

¿Crees que este tipo gente tiene reparos en confesar sus gustos en público?

Sí que lo tienen. Absolutamente.

¿A qué atribuyes tú esa doble moral?

Pues eso. Que Mojinos es algo políticamente incorrecto. Yo he estado con uno de los cantantes más importantes de este país en un picnic en la presentación de una película y ha llegado el representante y le ha dicho algo al oído y éste se ha cabreado mucho porque es muy amigo mío: le dijo que estaba aquí la prensa y que no quería que le vieran al lado de El Sevilla. Yo lo entiendo, pero me parece una gilipollez. El que no tiene culpa es el artista que al fin y al cabo vende una imagen.

¿Los Mojinos, conforme están las cosas, pueden vivir de la música, al margen de otras actividades?

Se puede malvivir. Gracias a dios yo si tengo otras cosas, pero los Mojinos viven de la música. Se puede malvivir; otra cosa es que tus márgenes antes eran más grandes. Pero no es quejarnos, pasa en todos los gremios, el que tiene una panadería o un supermercado. Y otra cosa es que te comparen con los que viven en Miami. Aquí estamos como todo el mundo, a ver la luz y que lleguemos al fondo del pasillo.