Público
Público

Estreno 'Trauma', un thriller con formato clásico, ritmo frenético y protagonista difícil de leer

Calle 13 estrena este lunes ‘Trauma’, thriller francés protagonizado por Guillaume Labbé y dirigido por Fred Grivois. Hablamos con ambos sobre qué esperar de la serie y de los seis episodios que están disponibles desde hoy bajo demanda.

Publicidad
Media: 4
Votos: 5

Escena de 'Trauma', un thriller francés protagonizado por Guillaume Labbé y dirigido por Fred Grivois. / CALLE 13

Primera escena: el rostro de una joven, la cámara sube y se va alejando lentamente para abrir el cuadro y dejar a la vista su cuerpo, semidesnudo y acribillado a puñaladas. 15 minutos más tarde: uno de los agentes que investiga su caso y el de otras mujeres asesinadas recibe un disparo en la cabeza. Menos de 10 minutos después despierta del coma y él, quienes le rodean y el espectador descubren que tiene amnesia. Ese es el frenético arranque de Trauma, serie francesa que hoy estrena Calle 13 y que su director, Fred Grivois, asegura que está totalmente cronometrada “para captar la atención” con la promesa de que el ritmo de los seis capítulos que componen la temporada no decae en ningún momento.

Lo dicho no supone ningún spoiler. Es esa parte de la sinopsis oficial facilitada por el canal y sirve para resumir, en cuatro pinceladas, de qué va este thriller oscuro y con una gran dosis de acción que “esta hecho a la antigua, como en los años ochenta”, según su director, buscando sorprender continuamente con giros de guion que hacen que la atención y el interés no decaigan. Grivois explica que a la hora de plantear qué contarían y cómo lo harían partieron de la idea de que la mayoría de la gente comenzaría a ver Trauma sabiendo ya que su protagonista es “alguien con amnesia, que está intentando buscar quién es, qué pasa en su vida”. De ahí que esa parte la liquiden en menos de lo que dura medio episodio para meterse de lleno en el desarrollo y “enganchar desde el principio”. Y para mantener vivo ese interés que a veces cuesta tanto conservar en el género, “intentamos tener momentos de suspense al final de cada capítulo y que estos sean fuertes (…), despertando más preguntas”.

Guillaume Labbé: "En 'Trauma', mi personaje es su propio caso"

Trauma, creada por Henri Debeurme y Aurélien Molas, está planteada como un juego psicológico tanto para quien la protagoniza, Adam Belmont, como para quien la ve. “Hay muchas preguntas para entender dónde está mi personaje, en qué momento, si es un monstruo, si es alguien bueno… En cada secuencia sabemos en lo que está pensando”, resume Guillaume Labbé, el actor que da vida a este agente desmemoriado que no solo ha olvidado quién es sino que cuando llega a su casa, de vuelta del hospital, se encuentra con una ‘sorpresa’ de carne y hueso en el sótano que le hace sospechar que podría ser el asesino al que todos buscan en comisaría. El hecho de que su amnesia se produzca tan pronto contribuye a que la ambigüedad en la que se mueve Adam se multiplique. No se ha visto aún mucho de él cuando le disparan y lo que se ha mostrado no deja claro nada. ¿Qué clase de policía eres tú? Le pregunta un sospecho casi al comienzo. “De hecho”, analiza Labbé, “es un poco idiota al principio. Antes del disparo no es muy simpático. No sabemos si es un buen policía. Con su hijo no es muy bueno. En los quince primeros minutos la idea es presentarlo así. Luego parece un recién nacido, porque no sabe nada sobre sí mismo”.

Con un personaje así es complicado empatizar, porque se desconoce cuál es su fondo real, si se puede confiar en él o no. Es algo que se va descubriendo de manera que, aunque parezca, como dice Labbé, que “se está metiendo todo al principio y luego no se va a entender” -reconoce que a él le pasó al leer el guion de los primeros episodios por primera vez-, “luego la historia se va desarrollando y encaja”. De si el final queda abierto o no dejando opción a una segunda temporada, ni director ni actor se atreven a decir gran cosa por miedo arruinar la experiencia y a los temidos spoilers. Aún así, el segundo se lanza con un comentario tan ambiguo como su personaje sobre que “no es un final frustrante, obtienes tus respuestas”. Eso sí, él no lo adivinó. Avanza que hay mucho de pistas diseminadas en cada capítulo que encajan cuando se tiene la visión global de la serie, como “un truco de magia”.

Adam, el protagonista, no está solo. Tiene exmujer, un hijo adolescente y dos compañeros, Julie (Olivia Ross) y Hugo (Narcise Mame), que, de entrada, le apoyan (casi) incondicionalmente en su convalecencia sin saber qué esconde en su sótano y centrando todos sus esfuerzos en encontrar a quien le disparó convencidos de que ese intento fallido de asesinato está relacionado con el caso que les ocupa. Además, en el reparto figura el nombre de la española Alba Guilera, cuyo personaje aparece en la segunda mitad de la serie.

Fred Grivois: "'Trauma' está hecha a la antigua, como en los años ochenta"

Una de las cosas que más atrapa de Trauma es el hecho de colocar a espectador y protagonista al mismo nivel. “Como él no sabe nada de sí mismo, es como un espectador más. Es algo del guion. Pero luego, cuando lo estaba montando, decidimos deshacer un poco la parte narrativa en el montaje. Así que [el espectador] es un poco como él, te dejamos ver solo un poco de una cosa”, analiza Grivois. Al final, continúa, “él está investigando su propia vida, así que ahí es donde está la emoción”. “Él es su propio caso”, añade Labbé.

Guillaume Labbé en 'Trauma'. / CALLE 13

La otra gran apuesta de la serie que esta noche estrena Calle 13 y que es la primera producida por su canal hermano en Francia es esa atmósfera asfixiante e inquietante por momentos que lo envuelve todo y para la que se mezclan la amnesia, el desconcierto, la ensoñación, los recuerdos difusos y la frustración de quien quiere recordar y no puede, de quien no sabe si se puede fiar de sí mismo. Se da por hecho viéndola que, al ser una producción francesa y rodada en francés, la acción transcurre en Francia, pero lo cierto es que podría estar ambientada en cualquiera parte.

Que no se sepa dónde ocurre realmente es una decisión más del equipo de la serie para crear toda esa incertidumbre que rodea a Adam y su historia. “La verdad es que no sabes ni dónde está. Si en Francia o dónde. No hay referencia temporal, ni de vestuario… Podría ser en cualquier parte, en ningún sitio”, enfatiza Labbé, quien tuvo que enfrentarse a un personaje nada fácil de interpretar. No solo en la parte física, sino en la emocional. Si bien es cierto que hay escenas que exigen bastante a nivel acción (al menos en los dos episodios vistos antes del estreno), lo más complicado es la faceta dramática del personaje. “Fue la más difícil. Encontrar dentro de mí mismo cómo podría ser un asesino, por qué. Encontrar eso dentro de tu personaje y de ti mismo es complicado”, concluye el actor francés.